La Catedral presentará la restauración de la Sacristía el 23 de enero

A. de Mingo | TOLEDO
-

Los andamios instalados para recuperar los frescos de Luca Giordano ya han sido retirados. La Fundación ACS dedicará un libro a la actuación

La Catedral presentará la restauración de la Sacristía el 23 de enero

ademingo@diariolatribuna.com

ElCabildo de la Catedral de Toledo prepara ya la presentación de la Sacristía mayor de la Catedral, algo que se hará realidad en cuanto regrese al templo El Expolio del Greco, la pintura que preside su altar y que se encuentra temporalmente en el Museo del Prado tras haber sido restaurado en sus talleres por el experto Rafael Alonso. De momento no hay una fecha fijada para el acto, si bien es posible que los responsables de la Catedral esperen hasta el próximo 23 de enero, coincidiendo con la fiesta del patrón de la ciudad, San Ildefonso, cuyo milagro esté representado precisamente en los techos de este gran recinto.
Las pinturas murales, obra del pintor italiano Luca Giordano (más otras realizadas por Claudio Coello al temple a la cola), han sido ya recuperadas. Únicamente falta esperar a que regrese ElExpolio y ultimar algunos detalles (como la publicación de un volumen por parte de la Fundación ACS en donde se recogerá todo el proceso de restauración) para que la presentación definitiva se haga realidad.
«Los techos han quedado soberbios. Hemos retirado todos los repintes y la cola orgánica que se había acumulado en la superficie, por lo que ahora luce un color sorprendente». El veterano restaurador Antonio Sánchez-Barriga Fernández, jubilado el pasado mes de abril de su trabajo en el Instituto de Patrimonio Cultural de España, asegura que el resultado, sumando a los frescos de Giordano el también rehabilitado Expolio y la presencia destacada de los cuadros del Apostolado que atesora la Catedral, convertirá a la de Toledo «en una de las sacristías más importantes del mundo, sin discusión alguna».
Fue en 1698 y en apenas unos meses cuando Luca Giordano (haciendo honor a su apelativo italiano, Luca fà Presto, ‘Luca el rápido’) realizó los techos de la Sacristía, una de sus siete grandes intervenciones en España, de las cuales cinco se han conservado hasta la actualidad en Madrid, en Aranjuez y el Escorial. «Su intervención en la bóveda de la escalera del monasterio fue su obra cumbre en cuanto a color, algo lógico si tenemos en cuenta que se trataba de un encargo real, pero su trabajo en la Sacristía toledana estuvo casi a la misma altura en calidad», según Sánchez-Barriga. Durante los últimos meses, son varios los detalles que este especialista ha divulgado sobre la restauración de los techos de la Sacristía a través de su blog (www.antoniosanchezbarriga.com), del que proceden las fotografías que acompañan esta página.
El restaurador-conservador de la Catedral de Toledo, quien acudió el pasado lunes a la presentación del Expolio en el Museo del Prado, destacó la actuación realizada por Rafael Alonso. «Hay que reconocer que el cuadro se encontraba en muy buenas condiciones desde su última restauración, realizada en los años ochenta, pero ahora se han retirado los barnices que oscurecían su impresionante cromatismo. El resultado es espectacular».