Opel reinventa el nuevo Mokka

spc-agencias
-

La segunda generación del compacto estará en los concesionarios a principios del próximo año

Opel reinventa el nuevo Mokka

Eléctrico, libre de emisiones y lleno de energía. Así es el nuevo Opel Mokka. El fabricante alemán acaba de revelar la segunda generación de su gran éxito de ventas compacto, un coche potente y completamente nuevo que combina perfectamente diversión y modernidad. Capaz de rodar con cero emisiones, el nuevo Mokka es más eficiente y compacto que nunca, es perfecto para un recorrido relajado por la ciudad, así como para viajes rápidos y seguros por la autopista. 
La segunda generación del Opel Mokka, que estará a la venta a finales de verano y que llegará a los concesionarios a principios de 2021, es algo más pequeña, no llevará la X (como los actuales SUV de la marca) y además se electrifica, ya que desde el principio contará con una versión cero emisiones.
El vehículo es 12,5 centímetros más corto que el modelo al que sustituye, con lo que su longitud se reduce hasta los 4,15 metros, lo que, según el fabricante, facilitará maniobrar con él y estacionarlo en áreas urbanas y suburbanas.
Opel reinventa el nuevo MokkaOpel reinventa el nuevo MokkaEste acortamiento viene acompañado de una distancia entre ejes ligeramente mayor (de 2 milímetros), lo que le permite al Mokka no perder su volumen de maletero, de hasta 350 litros.
Exteriormente, destaca por estrenar el nuevo frontal de la marca (denominado Opel Vizor) y un puesto de conducción totalmente digital (Opel Pure Panel con cuadro de hasta 12 pulgadas), así como por voladizos cortos que le dan una imagen más dinámica.
Para su fabricación se emplea la plataforma de energía múltiple CMP que le permite contar desde el principio (es la primera vez en la historia de la compañía) con una versión cien por cien eléctrica de 136 caballos y 260 Nm de par máximo, con una autonomía de hasta 322 kilómetros.
Opel reinventa el nuevo MokkaOpel reinventa el nuevo MokkaEl Opel Mokka-e dispone de un sistema de carga rápida de 100 kW CC que permite recargar el 80 por ciento de la batería en tan solo 30 minutos. Junto a esta motorización eléctrica, posteriormente se comercializarán propulsores de gasolina y diésel que la marca alemana aún no ha concretado.
El nuevo Mokka llega al segmento B con equipamientos que hasta hace poco solo estaban disponibles en clases superiores, como luces LED de última generación de serie, y se podrá elegir entre un interior con tapicería Alcántara deportiva o una clásica de cuero completo. La joya de la corona es el asiento de cuero calefactado con superficie perforada y función de masaje para el conductor.
 Los ingenieros también han aprovechado para reducir el peso en hasta 120 kilos en comparación con la generación anterior, así como para mejorar la rigidez del conjunto (hasta en un 30% en el caso de la versión eléctrica).
Ni pantallas analógicas ni animaciones decorativas: la experiencia es clara y limpia, la información proporcionada se centra en lo que realmente se necesita. El panel de instrumentos se extiende horizontalmente integrando dos pantallas panorámicas; la que está delante del conductor tiene un tamaño de hasta 12 pulgadas. Sin embargo, para permitir un uso intuitivo y la concentración del conductor, los diseñadores han mantenido algunos botones de control para funciones esenciales.
El Mokka continúa la tradición Opel de ofrecer tecnologías innovadoras de segmentos superiores al público en general. Se incluyen sistemas avanzados como el control de crucero adaptativo, cuya función stop and go permite al conductor sobrellevar los atascos de manera confortable, y puede reaccionar automáticamente a los movimientos del vehículo precedente sin necesidad de accionar los frenos o el acelerador. Además, va equipado con el sistema de mantenimiento activo de carril y puede disponer de una cámara de visión trasera panorámica de 180 grados.