Filomena paraliza la capital regional que reclama a la UME

Redacción
-

El Ayuntamiento ha pedido, a través de la Delegación del Gobierno, ayuda a la Unidad Militar de Emergencias (UME) para que colabore a la limpieza de las calles de la ciudad

La borrasca Filomena mantiene a la ciudad en alerta roja y prácticamente paralizada. La acumulación de nieve en calles y calzadas es tan intensa que los vehículos sólo pueden circular por la ciudad con cadenas y el servicio de autobuses ha quedado interrumpido al menos hasta que las máquinas quitanieves puedan despejar de nieve las principales arterias de la ciudad.

Los barrios periféricos como Montesión o el Casco histórico la situación es complicada. La Policía Local ha cortado todos los accesos al Casco salvo Bisagra y el paseo de Recaredo y suspendido el servicio de carga y descarga para evitar accidentes. Asimismo, el concejal de Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino, ha pedido especialmente a las personas mayores que no salgan de sus casas y que se pongan en contacto con la Policía Local o los servicios municipales si necesitan medicamentos o alimentos. “La situación en el Casco es peligrosa”, ha recalcado el concejal, que ha añadido que el Ayuntamiento ha pedido, a través de la Delegación del Gobierno, ayuda a la Unidad Militar de Emergencias (UME) para que colabore a la limpieza de las calles de la ciudad. En estos momentos están trabajando en la ciudad tres quitanieves, cinco máquinas esparcidoras de sal, una máquina mixta con cuchillas y 60 operarios del servicio de limpieza que se encuentran desbordados porque la nieve continúa cayendo sobre la ciudad. Una de las prioridades en este momento se centra en dejar expeditos de nieve los accesos a los hospitales para no agravar la situación provocada por la pandemia del coronavirus.

La Policía Local ha atendido 271 incidencias desde que comenzar el temporal en la mañana de ayer y los bomberos han realizado 16 salidas. Una de las últimas la retirada de placas de hielo de la cubierta del Teatro de Rojas ante el riesgo de desprendimiento.

La Subida de la Granja lleva cortada desde ayer.La Subida de la Granja lleva cortada desde ayer.