El lujo se llama Bentayga

spc-agencias
-

Bentley renueva su modelo más vendido con una nueva imagen a nivel estético, más equipamiento y próximamente llegará una versión híbrida enchufable

El lujo se llama Bentayga

El fabricante británico de vehículos de lujo Bentley ha actualizado el Bentayga, el primer SUV de su historia, que ahora tiene una imagen más dinámica y moderna, más conectividad y nuevos acabados.
El vehículo, que está propulsado por un motor de gasolina V8 de cuatro litros que ofrece una potencia de 550 caballos y 770 Nm de par máximo, acumula ya más de 20.000 unidades que son fabricadas de forma artesanal. A este propulsor está previsto que se le una próximamente una versión híbrida enchufable y otra con un propulsor W12.
Para seguir siendo el referente de los SUV de lujo, la marca británica (que es propiedad del Grupo Volkswagen), ha dotado a su todocamino de una imagen más dinámica inspirada en los modelos Continental GT de tercera generación y el nuevo Flying Spur, lo que les une visualmente más.
El lujo se llama BentaygaEl lujo se llama BentaygaLa parrilla delantera es más grande y vertical, y en ella destacan los faros de matriz LED inspirados en la cristalería tallada, así como un paragolpes delantero más agresivo y los limpiaparabrisas con brazo húmedo con calefacción y 22 chorros de lavado en cada brazo.
En la parte trasera el portón es de ancho completo con nuevas luces encapsuladas, mientras que la placa de matrícula se ha movido hacia abajo en el parachoques para una apariencia más limpia.
También se ha procedido a reposicionar las ruedas al aumentar en 20 milímetros el ancho de la vía trasera, con lo que pasan a formar parte del diseño nuevo y exclusivo de Bentayga.
El lujo se llama BentaygaEl lujo se llama BentaygaEn el interior, las novedades se centran en volante, adornos de las puertas, asientos (con más espacio atrás y ventilación) y sistema de infoentretenimiento (con una pantalla de 10,9 pulgadas) y de navegación con mapas satélite compatible con Apple Car Play y Android Auto de forma inalámbrica.
Con respecto a las plazas traseras, la marca dice que el Bentayga ha ganado 10 centímetros de espacio para las rodillas. Además, los asientos cuentan con ventilación si se mantiene la configuración de cinco plazas, aunque se puede ampliar hasta siete.
En materia de conectividad, el Bentley Bentayga sale de fábrica con una tarjeta SIM integrada lo que le permite disfrutar de servicios conectados y remotos (a través de la aplicación My Bentley), monta cargadores USB de tipo C e inalámbrico para móviles y una tableta trasera más grande.
Para hacer más lujoso el interior se ofrecerá, por primera vez, molduras de aluminio cepillado con tinte oscuro en negro.