PCAS e IU reivindican la figura de la comunera María Pacheco

C.M
-
PCAS e IU reivindican la figura de la comunera María Pacheco

Manuel Soriano recordó a Tolón que «no ha cumplido» su compromiso de «visibilizar a María Pacheco como personaje importante de nuestra historia»

El Partido Castellano-Tierra Comunera (PCAS-TC) se congregó acompañado de diversas entidades políticas y sociales -Castilla Joven, IU Toledo, IzCa y Yesca, con el apoyo de la Plataforma 8M Toledo-, en la Plaza de Zocodover para rendir su tradicional homenaje a los comuneros en un acto que, de forma ininterrumpida, se realiza desde 1988. Por tanto y cumpliendo la XXXI edición, el presidente nacional del PCAS-TC volvió a reivindicar la «primera revolución moderna de la Historia que comenzó y terminó en Toledo», pese a lo cual «es la gran olvidada de España» y de la ciudad que la albergó.
En este ocasión, y sin perder de vista el «incumplimiento» de la alcaldesa para con María Pacheco, Manuel Soriano recordó a la socialista las palabras pronunciadas en marzo de 2015 -durante la inauguración de la estatua de Juan de Padilla-, en las que «prometió que durante esta legislatura Toledo rendiría homenaje a María Pacheco con la instalación de una estatua en su honor». Pues bien, ante este silencio administrativo, han insistido en este recordatorio enviando una carta al Consistorio «para que, al menos, se inicie este homenaje», más cuando «en estos años el movimiento feminista es más activo que nunca».
Y puesto que esta es una reclamación «justa e importante en un momento tan convulso»,  quiso estar presente en Toledo la diputada de Compromís en el Congreso, Marta Sorlí, para «reivindicar la figuras de mujeres que fueron pioneras en el impulso del bienestar de la ciudadanía y en la justicia social». Razones de peso para «sacarlas a la luz porque han sido menospreciadas y olvidadas» y recogerlo en «nuestro trabajo ofreciendo esta visibilidad y trasladando lo que nos enseñaron como mujeres fuertes y valientes». De hecho, citó Sorlí, «ellas forman parte de lo que somos y de nuestra forma de hacer política».
No en vano, tras la derrota de la batalla de Villar, el 23 de abril de 1521 y la muerte de los capitanes comuneros -Juan Bravo, Juan de Padilla y Francisco Maldonado-, la ciudad resistió de la mano de María Pacheco y sus más fieles comuneros hasta el día 3 de febrero de 1522, cuando Pacheco abandonó Toledo hacia el exilio en Portugal, del que no regresó porque Carlos I nunca perdonó su rebeldía.
Por ello, y siguiendo una costumbre que debería dejar de serlo «sólo un día al año», apreció Soriano, porque «esta historia debería estar viva en Toledo siempre», los actos del homenaje ofrecieron actuaciones de folclore castellano, danzas y bailes tradicionales castellanos, y música de dulzainas y cajas. Tras el recorrido del pasacalles festivo y reivindicativo por las calles de la ciudad, los congregados se desplazaron hasta la Plaza de Padilla, lugar donde se realizó una ofrenda floral en la plaza donde se ubicaban las casas de la familia Padilla y Pacheco, y donde desde hace un par de años se alza la escultura a Juan de Padilla tantas veces reclamada por los castellanistas.

PCAS e IU reivindican la figura de la comunera María Pacheco
PCAS e IU reivindican la figura de la comunera María Pacheco
PCAS e IU reivindican la figura de la comunera María Pacheco
PCAS e IU reivindican la figura de la comunera María Pacheco