Detenida por secuestrar a un bebé en Guadalajara

Europa Press
-
Detenida una mujer por secuestrar a un bebé en Guadalajara - Foto: Europa Press

La mujer se hizo pasar por una pediatra para llevarse al bebé de la habitación. La Policía encontró tres horas después en una vivienda de Cabanillas a la detenida, quien ha perdido un hijo.

Una mujer de 47 años fue detenida ayer por el secuestro durante unas tres horas de un bebé recién nacido del Hospital de Guadalajara, que se había producido a primera hora de la mañana.
En conferencia de prensa, el subdelegado del Gobierno en Guadalajara, Ángel Canales, y el comisario jefe en la provincia, José Arroyo, explicaron que, al parecer, la mujer detenida se hizo pasar por una pediatra para llevarse al bebé de la habitación, con el argumento de que iba a practicarle una prueba médica.
Los hechos tuvieron lugar a las 10:15 horas en el Hospital de Guadalajara cuando la ahora detenida se ha interesado por realizarle unas pruebas al bebé y se le ha llevado si bien «las formas le han causado sospecha al padre que de inmediato ha dado la voz de alarma y se ha puesto en marcha el operativo».
De tal forma que se revisó el hospital «de arriba abajo y de inmediato se ha empezado a trabajar con las farmacias», y gracias a esa colaboración se pudo localizar a la secuestradora.
«Trabajábamos contra reloj y el tiempo jugaba en nuestra contra, pero el servicio ha sido inmediato», dijo en la comparecencia ante los medios el comisario, agradecido muy especialmente a la farmacéutica de Cabanillas.
Marta, la titular de la farmacia que ha colaborado en el operativo, señaló que tras producirse la sustracción del bebé se ha difundido la información «por el grupo de whatsapp de las farmacias por si una mujer aparecía a por algún producto necesario para un bebé y justo les he dicho que ha venido una mujer que no sabía el tipo de leche y parecía nerviosa».
Rápidamente, se enviaron las imágenes que tenían y que «coincidía con la descripción y han venido aquí para ver las imágenes de la farmacia», señaló.
Según amplió el comisario jefe de Guadalajara se ha peinado la zona, tanto de Cabanillas como de Marchamalo, donde se tenía sospechas de un vehículo con características similares al visto cerca de la farmacia y se rastrearon varias viviendas en búsqueda de la sospechosa, que fue detenida.
Arroyo expuso que, inicialmente, la arrestada lo negó todo «pero nosotros nos hemos quedado tranquilos al comprobar que había un bebé y que la numeración del cordón umbilical correspondía con la de la pulsera de la madre» y, por tanto, «era él en un 100 por ciento de posibilidades».
Finalmente, reconoció el hecho la detenida, que había perdido un bebé recientemente y «está en una situación de un trastorno quizá transitorio», señaló.
El bebé, de tres días, se encuentra en perfectas condiciones y fue entregado a sus padres. El bebé estuvo secuestrado durante tres horas, ya que sobre las 13:15 horas se detuvo a esta mujer, que estaba sola en una casa de Cabanillas.