«Las fotos de la Puerta de San Ildefonso son como mi ojito derecho»

latribunadetoledo.es
-
«Las fotos de la Puerta de San Ildefonso son como mi ojito derecho»

eduardo Sánchez butragueñoToledo olvidado

La Real Fundación de Toledo ha premiado al Blog Toledo Olvidado por ser «un innovador soporte para la historia de la ciudad, referente imprescindible en la investigación, lugar de encuentro y debate en la red, y sugerente propuesta para estudiosos y curiosos.
¿Cómo sienta esta distinción?
Ha sido una gran sorpresa, no esperaba que me dieran este premio. Uno cuando ve el número de  visitas que registra el blog intuye que es un trabajo valorado, al menos por el público general. Lo que más me ha sorprendido es que se valore también a nivel institucional, es decir, entre las ‘élites culturales’. Para mí es un orgullo extra porque quiere decir que mi apuesta para que el blog tuviera rigor histórico ha sido valorada.
¿Qué cifra ronda?
Va increíble, está acercándose al millón de visitas.
¿Nunca se lo imaginó?
No, de hecho todo nació de la manera más inocente, como una simple lista de correo electrónico a mis amigos, hasta que uno de ellos me propuso hacerlo visible a todo el mundo. Fíjate, cómo imaginar que cinco años después pudiera tener un millón de visitas.
¿Por qué este blog?
Porque me gusta compartir con la gente lo que aporta la fotografía histórica, que es una mezcla curiosa entre nostalgia, historia, curiosidad y búsqueda de la belleza. Por suerte tenemos una ciudad preciosa, porque este mismo trabajo en una ciudad menos vistosa sería mucho menos valorado. Además de ser fotografías muy antiguas con valor histórico y arqueológico, poseen ese punto que también ayuda.
La tarea no parece sencilla.
No, la verdad es que detrás de esto hay un trabajo muy grande, muchas horas y muchas noches de poco sueño. Esta es una afición sin ánimo de lucro que compatibilizo con mi trabajo, con mi familia, con los niños, con todo lo que es la vida. También en ese sentido el premio es un reconocimiento que compensa esas horas.
Es de suponer que las nuevas tecnologías han facilitado el proceso.
He tenido la suerte de vivir en una época en la que hay una herramienta, que es Internet, que hace 10 años apenas existía para la fotografía histórica. Estos años han coincidido además de con una avance grande de las técnicas de digitalización de las fotos antiguas, con la divulgación en Internet de los fondos por parte de museos, particulares, coleccionistas y archivos. Lo que hace posible -aunque no es fácil- la localización de imágenes que hace 10 años eran imposible de localizar a no ser que viajaras a Viena, Londres o París. Ahora se puede hacer ese viaje de manera virtual, contactar con ellos, preguntar si tienen fotos o si te pueden enviar alguna de ellas.
¿Es siempre posible terminar la búsqueda con resultados?
En algunos casos esa búsqueda resulta infructuosa o imposible de hacer porque piden mucho dinero, en otros casos es posible porque piden una pequeña inversión.
Claro, porque esta afición no es gratis, ¿verdad?
El blog me cuesta dinero, pero igual que hay gente que se gasta su dinero en tunear el coche, yo tengo esa afición y he podido realizarla gracias a Internet.
¿Tiene alguna espinita clavada?
Hay alguna. Hay unas fotos de un museo en Canadá que se resisten porque es un museo peculiar, pero todo llegará.
¿Por qué se resisten?
Es una mezcla extraña en el aspecto económico. Incluso asegurando el pago son reacios a mostrarlo y me dicen que vaya allí. Son pequeñas excepciones, por suerte prácticamente todas las fotos que me he propuesto encontrar han ido saliendo.
Lo realmente difícil es el trabajo de investigación, ¿no?
Efectivamente, eso es lo más difícil. Hay un trabajo muy grande de bibliografía de búsqueda de fuentes. Trabajo con mucha bibliografía antigua especializada que mencione, aunque fuera con una simple línea en un libro, que tal institución, museo o coleccionista posee fotos antiguas de España. A veces sólo consta eso, sin ningún tipo de especificación, por lo que no sabes si hay alguna fotografía de Toledo.
¿Entonces?
Te buscas la vida. Escribes -en inglés casi siempre- para preguntar y que te digan sí o no, si cuesta o no cuesta. Hay que localizar un trabajo grande de localizar qué museos pueden ser potenciales poseedores de fotos antiguas de Toledo y que eso se plasme en una foto. A veces no tienen nada catalogado, te miras 500 fotos y a lo mejor no encuentras nada de Toledo, o hay una y no es interesante.
¿Suele pasar?
A veces pasa. Pero otras te llevas sorpresas increíbles, y en alguna de esas búsquedas encuentras auténticas joyas.
¿Cuáles son sus joyas?
Las que muestran la Puerta de San Ildefonso, que son las únicas que se conocen porque se trata de una puerta - que estaba junto al Puente de Alcántara- demolida en 1871. Esas eran una pequeña obsesión personal, y gracias a un coleccionista granadino las pude localizar. Para mí son como mi ojito derecho.
¿Te sientes como un cazatesoros?
Sí, como un arqueólogo de la imagen.
¿Nuevos proyectos?
La publicación de un libro que tuve la suerte de poder realizar gracias a las donaciones de 600 mecenas, el pasado mes de mayo. Es un libro muy ambicioso y muy bien editado sin un sólo euros de subvención, que es como creo que hay que hacer las cosas. Es un proyecto muy ilusionante, a partir de enero seguiré con el blog porque todavía hay muchas cosas que mostrar y que contar. En el futuro algo habrá que hacer, no sé estarme quieto.
¿Por qué este libro?
Porque es el típico libro que a mí me hubiera gustado encontrar en las librerías si no lo hubiera escrito yo. Es el libro que yo soñé que se hiciera sobre Toledo y la fotografía antigua. El libro que presenté el pasado 14 de diciembre tiene más de 300 páginas y casi 300 fotografías, muchas de ellas inéditas que no se han puesto en el blog. Cada fotografía cuenta con un texto-descripción necesaria para entender la foto contextualizada, para verla con la dimensión que merece.
    CRISTINA MARTÍNEZ