La desescalada particular del Consíguelo Toledo

J. M. Loeches
-

El grupo de competición de este club de patonaje ha regresado a los entrenamientos de forma intermitente, por turnos y con el problema de no tener un emplazamiento fijo y acondicionado

La desescalada particular del Consíguelo Toledo

La crisis del coronavirus va dejando poco a poco hueco para cierta normalidad, pero todos los deportes, cada uno con sus particularidades, están teniendo que trazar su desescalada particular según se avanza de fase. Es el caso del Club de Patinaje Consíguelo Toledo, que ha retomado esta semana los entrenamientos con su grupo de competición mientras mantiene las sesiones a distancia con los demás alumnos.
De momento, deben conformarse con entrenamientos individuales en espacios abiertos, aunque al club toledano arrastra un problema que ya existía antes del confinamiento, la ausencia de un emplazamiento fijo y adaptado en la capital. Como reconoce su presidente, Isidoro Candel, no hay más remedio que desplazarse a algunos pueblos limítrofes, como Nambroca, aunque parece que el mejor lugar es una urbanización que hay entre Cobisa y Burguillos.
Así las cosas, Candel está organizando turnos para cumplir por la legislación. Y es que, el patinaje en línea se considera como el ciclismo, así que se debe guardar una distancia de hasta diez metros cuando se está en movimiento.
La desescalada particular del Consíguelo ToledoLa desescalada particular del Consíguelo ToledoLógicamente, este arranque de la actividad tiene muchos condicionantes y, por lo pronto, será de manera intermitente. «Al menos iremos realizando ejercicios para que vayan luego entrenando en sus casas», asegura Candel, que ‘in situ’ también puede realizar «una evaluación de qué van haciendo y cómo lo van haciendo», para que así tengan un modo más directo que el ‘online’, al que ya están acostumbrados de estos meses atrás.
Por lo demás, en el Consíguelo Toledo sin optimistas con respecto al regreso de las competiciones y parece que no habrá problemas para la celebración del Campeonato de Castilla-La Mancha. Quizás pueda celebrarse cuando se levanten todas las restricciones gracias a que habrá flexibilidad de pruebas. Una opción es convocar a menos deportistas y otra, que las disciplinas a desarrollarse sean la de persecución, en la que no hay contacto directo, o simplemente por cronometraje. Isidoro Candel, presidente de la entidad, considera que se podría organizar para los meses de septiembre y octubre, aunque dependerá de la situación sanitaria.