Siete Guinness más para Christian López

J. M. Loeches
-

El toledano suma más retos, esta vez relacionados con los malabares corriendo hacia atrás y habilidad con una pelota de ping pong

Cuando parece imposible superar una barrera, Christian López hace ‘malabares’ para sortearla y alcanzar su objetivo. El atleta de Cabañas de laSagra consiguió siete récords Guinness más que sumar a los diez que ya tenía. Todos en una mañana. Y en la pista del Polígono, en la capital, relacionados con la pala y la pelota de ping pong y con los malabares haciendo retrorunning. En alguno de ellos necesitó de algún intento más que el primero, pero ni las altas temperaturas ni el viento pudieron con sus desafíos.
Y es que, López decidió arrancar con el primero pasadas las 12:00 horas del mediodía. Señaló bien la milla, distancia que debía recorrer dando golpes a una pelota de ping pong con una pala sin que se le cayera. ¿El tiempo a superar? 11 minutos y 47 segundos. A la primera, el aire le jugó una mala pasada y, cuando se encontraba en la última vuelta a la pista, la bola se fue al tartán. Pero a la segunda, asegurando un poco más, el cabañil pulverizó el récord y lo dejó en 7 minutos, 40 segundos y 59 centésimas.
A continuación pasó al reto de hacer más rápido los 50 metros controlando una pelota de ping ping con la pala. También realizó varias intentonas, en todas ellas por debajo de los 7.87 del norteamericano David Rush. Al final, se quedó con la carrera que hizo en 7.64, más fácil de validar por los videos que se tomó.
Pero no quedó ahí la mañana, ya que después probó suerte con los 50 metros retrorunning haciendo malabares con tres objetos. Tenía que bajar de 12 segundos e hizo 11.24. Otro Guinness más a la mochila, y con el inconveniente del calor, que ya empezó a notarse.
A Christian López le quedaban cuatro más y no estaba dispuesto a marcharse sin lograrlos. Y así fue. En los 100 metros retrorunning con malabares necesitaba un registro menor a 26 segundos y en este caso lo dejó en 22.02. También se atrevió con los 200 metros y el tiempo registrado se quedó en 48.83 cuando la organización le exigía menos de 55. Y en los 400 metros retrorunning haciendo malabares el toledano se fue hasta 1 minuto, 48 segundos y 47 centésimas, por lo que batió con solvencia el anterior récord de 1 minuto y 56 segundos.
Por último, el corredor de Cabañas de la Sagra coleccionó un último reto, el de los 100 metros manteniendo una bola de ping pong sobre la pala. El cronómetro se paró en 14.69 cuando el Guinness World Records le pedía menos de 16 segundos. A parte de grabarlos con una cámara externa, todos los récords quedaron inmortalizados por él mismo al portar una cámara GoPro.

Siete Guinness más para Christian López VÁ­ctor Ballesteros
Siete Guinness más para Christian López - Foto: VÁ­ctor Ballesteros
Siete Guinness más para Christian López VÁ­ctor Ballesteros
Siete Guinness más para Christian López - Foto: VÁ­ctor Ballesteros
Siete Guinness más para Christian López VÁ­ctor Ballesteros
Siete Guinness más para Christian López - Foto: VÁ­ctor Ballesteros