Aquellos maravillosos ascensos

Raquel Jiménez
-

El CF Talavera celebra estos días sus victorias en las eliminatorias de campeones de Tercera ante Portugalete (2015) y Xátiva (2017) que le permitieron subir en dos ocasiones a Segunda División B

Los jugadores blanquiazules celebran el ascenso que acababan de conseguir ante el Xátiva. - Foto: Josefa Mardones

En los tiempos actuales parece que no hay muchos motivos de celebración debido a las consecuencias dramáticas de la pandemia que nos obliga a mantener la distancia física. Pero no hace muchos años por estas fechas, por extraño que parezca en estos momentos, miles de talaveranos saltaban y se abrazaba celebrando el ascenso del CF Talavera. Y no fue una sola vez, sino dos: concretamente el 31 de mayo de 2015 y el 28 de mayo de 2017 frente a Portugalete y Olímpic de Xátiva, respectivamente; por tanto, esta semana la familia blanquiazul tiene dos hitos históricos para recordar.
En ambos casos subió tras vencer en la eliminatoria de campeones de Tercera con vuelta en El Prado. En la primera el sorteo le deparó medirse frente al primero del Grupo IV, el Portugalete. El encuentro de ida disputado en tierras vascas terminó con empate sin goles, aunque es de destacar un balón al poste de los locales además de la tremenda parada para evitar el 1-0 de Basilio, portero fichado por el CF Talavera solo para la disputa del ascenso ante la grave lesión de Machuca en el último partido de la Liga regular.
Y llegó el definitivo encuentro de vuelta en el Municipal El Prado fijado para el domingo 31 de mayo. Ambiente de gala en una muy calurosa tarde en el campo  con unos aficionados blanquiazules que no tuvieron que esperar mucho para festejar el primer gol de los suyos. A los dos minutos del encuentro, que comenzó a las cuatro de la tarde, saque de esquina de Pedro Díaz que el central Víctor Martínez cabecea y primer gol de los locales. Los de Fran Alcoy encarrilaban la eliminatoria.
Pero los de Portugalete no se dieron por vencidos, sobre todo, por medio de Germán Beltrán, pero no hubo manera. Todo lo contrario que los del Talavera que parecían en racha, puesto que en el minuto 28 era Lucas Gilardoni quien ponía el que iba a ser el definitivo 2-0.
Los blanquiazules supieron aguantar en la segunda mitad y se hicieron con la victoria, con la eliminatoria y con el ascenso. Explosión de júbilo en el Municipal El Prado y, por supuesto, procesión hasta la cercana fuente de la plaza de España donde es obligado celebrar los ascensos deportivos y así lo hicieron equipo, directivos y aficionados.
xÁTIVA. Después de una temporada en Segunda B, el CF Talavera volvió a Tercera y, de nuevo, fue campeón del Grupo XVIII y su rival en la eliminatoria de ascenso fue el Olímpic de Xátiva. En el choque en ida en La Murta parecía que el empate sin goles iba a ser el resultado final, pero en el minuto 80 los valencianos se adelantaron en el marcador al transformar Fran Giménez una falta lateral.
Los talaveranos afrontaron el choque de vuelta en El Prado, por tanto, con la desventaja del 1-0 de la ida. Los aficionados volvieron a responder con su presencia en las gradas ese 28 de mayo para el recuerdo eterno.
Los de Alcoy fueron en líneas generales dominadores del encuentro, pero los goles esta vez se hicieron de rogar y no llegaron hasta la recta final de la primera parte. Eso sí, los talaveranos se pudieron adelantar en el 30, pero el delantero Jesús Jiménez falló el lanzamiento de pena máxima.
De todas formas, nueve minutos después Chato ponía el 1-0; instantes después, en el 41, era Murci el que lograba el 2-0. En la reanudación Jesús Jiménez se resarció de su penalti errado en la primera parte y en el 54 anotó el 3-0.
Todo parecía casi hecho para los intereses del CF Talavera. Pero quedaba por sufrir algún que otro susto; y es que en el minuto 57 el visitante Juanma marcaba el 3-1. Con este tanto, más el 1-0 que el Xátiva consiguió en su campo, tan solo un gol le separaba de la Segunda División B.
Tensión hasta el final que se acrecentó en el minuto 84 cuando el central blanquiazul Gonzalo vio la segunda amarilla, con lo que el equipo talaverano se quedaba con diez. El equipo y sus aficionados sufrieron y mucho; pero llegó el pitido final y la alegría volvió a estallar en El Prado igual que dos años antes. En este ocasión, el conjunto blanquiazul consiguió el ascenso para quedarse, pues sigue en estos momentos en Segunda División B. Respecto al futuro, la pandemia dirá.