Las canciones de María José alejan el coronavirus

C:M:
-

La enfermera toledana decidió grabar versiones de sus cantantes favoritos en facebook para aliviar la carga emocional de esta pandemia

Las canciones de María José alejan el coronavirus

Dice Rozalén bien claro en su canción ‘Vivir’ que hay que abrazar el presente, reír, soñar y luchar. Su voz también canta  que ha pasado mucho miedo. «Este bicho es un abismo, se me cansa el cuerpo. Se me parte el alma y a llorar. Pero, sabes, he aprendido tanto, tanto. Esta vida me ofreció una nueva oportunidad...» La letra de la cantante albaceteña encaja a la perfección con el infierno que ha sembrado el coronavirus desde el mes de marzo, pero compuso el tema para una gala contra el cáncer de mama. Una canción con alma que tampoco pasó desapercibida para María José Avilés, que lleva desde el inicio del confinamiento colgando vídeos en facebook versionando este y otros temas de Rozalén, su cantante favorita, y de otros artistas pop para entretener y, sobre todo, para que el coronavirus dejara de protagonizar las 24 horas del día.
«No se hablaba de otra cosa y pensé que la música ayudaría a entretener a la gente y en cada libranza subía un vídeo a mi perfil de facebook cantando». Esta joven de 28 años de Villafranca de los Caballeros llegaba a casa agotada después de interminables jornadas como enfermera en el Hospital de Tomelloso, en el que trabaja desde el pasado 14 de marzo, justo cuando se inició la pandemia.
María José se dio cuenta enseguida que sus versiones gustaban, sobre todo la de ‘Vivir’ de Rozalén, y se animó a seguir versionando con la ayuda de su guitarra porque sin acompañamiento musical no se sentía segura a pesar del talento natural que tiene para cantar. La grabación de vídeos para las redes sociales no comenzó hace tres meses, sino hace seis años. De vez en cuando, María José se ponía en la piel de Rozalén, de Amaral, de Pablo López o de Ana Torroja para cantar y disfrutar de esas canciones que tanto llegan, que dejan poso cuando se escuchan, pero desde el inicio del coronavirus los vídeos se multiplicaron y la necesidad de cantar y de escapar de tanto dolor e incertidumbre ayudaron a poner color a estas sentidas versiones que aligeraban el confinamiento.
María José canta pop e indie. Sus años de solfeo y de trompeta ayudan, pero la pasión que pone en cada letra y en cada acorde de su guitarra, comprada con su primer sueldo como enfermera, premian unas versiones que enganchan. Su dulzura al cantar se acompasa con el talento de Rozalén y de otros muchos artistas. Lo de la música es vocacional, pero la enfermería también y no sabe qué ocurrirá con su futuro profesional. Puede que «un golpe de suerte» llegue un buen día y pueda vivir de la música. También puede que continúe trabajando eventualmente en centros hospitalarios y siga su camino como enfermera. Ella no descarta nada, prefiere centrarse en el presente, en su contrato en el Hospital de Tomelloso y en sus ganas de asistir a clases de canto para perfeccionar su talento.
María José ha echado en falta más tiempo en estos tres últimos meses, pero el coronavirus no daba tregua ni minutos libres en esas intensas jornada «de trabajo en equipo» para intentar sacar adelante a los pacientes. «Se me ha quedado una espinita porque me hubiera gustado cantarles», pero la prioridad era que los enfermos más graves se salvaran y el personal sanitario atendiera  lo mejor posible a pesar del desbordamiento que ocasionó el aluvión de casos desde mediados de marzo.
infierno. María José se ha curtido en los últimos años en distintos hospitalesGuad -alajara, Mancha Centro, en Alcázar de San Juan, y el Provincial de Toledo- pero nunca llegó a imaginar que un virus se propagaría con tanta rapidez y gravedad en pocas semanas. «Fue un infierno sobre todo las dos últimas semanas de marzo y las primeras de abril». No tenía miedo a contagiarse porque se lanzaba  mensajes a sí misma diciéndose que era joven y no tenía patologías previas, pero sí lo pasó cada vez que cruzaba la puerta de casa familiar por si se contagiaba su padre, delicado de salud desde hace tiempo.
María José seguirá trabajando en el Hospital de Tomelloso hasta finales de verano. También tiene previsto seguir cantando en sus redes sociales y presentándose a casting de programas musicales aunque aún no haya habido suerte. Puede que llegue pronto... De momento, se conforma con que Rozalén pulse ‘me gusta’ de vez en cuando en sus versiones.