El 80% de los nuevos toledanos son extranjeros

J. Monroy
-

La mayor parte de los foráneos residentes en la provincia de Toledo son ciudadanos de la Unión Europea, seguidos de los africanos y los procedentes del sur de América

El 80 por ciento de nuevos toledanos viene del extranjero - Foto: Yolanda Redondo


El incremento de habitantes de la provincia de Toledo a lo largo de 2019 llegó de la mano de ciudadanos extranjeros. En concreto, un ochenta por ciento de los 7.470 nuevos toledanos (unos  5.988) vienen de fuera de las fronteras nacionales y solo un veinte por ciento (1.482) tienen nacionalidad española. A fecha de 1 de enero de 2020, residían unos 71.299 extranjeros en Toledo, que se suman a los 627.966 nacionales para ascender a 699.195 toledanos, según los datos de la última encuesta del Instituto Nacional de Estadísticas (INE).
La mayor parte de estos residentes en Toledo que no tienen nacionalidad española (28.245) son del resto de la Unión Europea. Les siguen los procedentes de África (18.119), Sudamérica (14.411), Asia (4.177), Centroamérica y Caribe (3.917), la Europa extracomunitaria (1.687), América del Norte (619) y Oceanía (37). También hay 17 apátridas.
La mayor parte de estos ciudadanos extranjeros residentes en Toledo tiene entre treinta y cincuenta años. Por grupos de edades, unos 7.390 tienen entre 30 y 34 años; 8.507 entre 35 y 39 años; 8.175 entre 40 y 44; y 6.374 entre 45 y 49. Por sexos, viven en Toledo 35.736 hombres y 35.452 mujeres de nacionalidad extranjera.
Saldo nacional. El saldo migratorio de España con el exterior fue positivo en 451.391 personas durante el año 2019. Es el valor más alto de la serie histórica homogénea, iniciada en 2008. Durante el pasado año, un total de 748.759 personas procedentes del extranjero establecieron su residencia en nuestro país (un 16,3 por ciento más que en 2018). Por su parte, 297.368 personas abandonaron España con destino a algún país extranjero (un 3,9 por ciento menos que el año anterior).
La encuesta del INE también recoge que de los inmigrantes procedentes del extranjero, 664.557 tenían nacionalidad extranjera y 84.202 eran españoles. En cuanto a la emigración, 219.970 salidas fueron protagonizadas por extranjeros y 77.398 por españoles. De estas últimas, 51.250 habían nacido en España.
El saldo migratorio de la población con nacionalidad extranjera fue de 444.587 personas durante 2019. Este saldo, que viene siendo positivo y creciente desde 2015, fue resultado de una inmigración de 664.557 personas y una emigración de 219.970.
El número de inmigrantes extranjeros alcanza su valor más alto desde el inicio de la serie homogénea, en 2008, mientras que el de emigrantes es el más bajo.
Las principales nacionalidades de los inmigrantes extranjeros fueron la colombiana (con 76.524 llegadas a España), la marroquí (72.778) y la venezolana (57.700). Por su parte, las nacionalidades de emigrantes más numerosas fueron la rumana (35.618 salidas), la marroquí (18.628) y la británica (12.815). Estas tres fueron, además, las mayoritarias entre la población extranjera residente.
Todas las comunidades autónomas presentaron saldo migratorio positivo con el exterior durante el año 2019. Los mayores se dieron en Comunidad de Madrid (93.128), Cataluña (90.918) y Comunidad Valenciana (57.220). Por el contrario, las comunidades con menores saldos migratorios fueron La Rioja (2.499), Extremadura (2.529) y Cantabria (2.941).