La población de Toledo aumenta en 7.470 personas

J. Monroy
-

La provincia cuenta ya con 699.195 habitantes (352.884 hombres y 346.310 mujeres), registrando el mayor incremento desde el año 2010, según los últimos datos del INE

La población de Toledo aumenta en 7.470 personas - Foto: Yolanda Lancha

La población de Toledo sigue creciendo y ha alcanzado ya los 699.195 habitantes (352.884 hombres y 346.310 mujeres), para seguir liderando las estadísticas de la región, muy por delante de los 494.128 habitantes de Ciudad Real, los  389.830 de Albacete, 262.403 de Guadalajara y 199.828 de Cuenca. A lo largo del pasado 2019, la población de la provincia creció en 7.470 personas, (algo más de un uno por ciento) según la última encuesta publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
Se trata de la mayor subida desde la producida desde 2010, cuando la provincia ganó 8.587 personas, hasta las 701.011. Hay que tener en cuenta que Toledo llegó a sumar 705.583 habitantes en 2012, para iniciar un ligero descenso hasta los 687.084 a 1 de enero de 2018, año en el que comenzó la recuperación. Casi 30.000 personas llegó a ganar a lo largo de 2007, el año más destacado de una importante alza entre 2001 y 2009, en la que la población de la provincia creció en más de 45.000 personas.
Según la misma encuesta del INE, la población residente en España aumentó en 392.921 personas durante el año 2019 y se situó en 47.329.981 habitantes a 1 de enero de 2020. Con este crecimiento, el más elevado desde 2008 (cuando la población aumentó en 570.333 personas), se superan los 47 millones de habitantes por primera vez. En términos relativos, la tasa de crecimiento anual de la población se ha acelerado desde el 0,6 por ciento de 2018 hasta el 0,84 por ciento de 2019.
Más extranjeros. Este aumento de población en Toledo se explica por un saldo positivo de 1.146 nacionales más, entre nacidos y llegados de otras provincias. El resto del incremento viene de la mano de seis mil ciudadanos extranjeros más. A nivel nacional, el aumento de  la población del año 2019 fue fruto de un saldo vegetativo negativo de 57.146 personas (357.924 nacimientos, frente a 415.070 defunciones), compensado por un saldo migratorio positivo de 451.391 personas (hubo 748.759 inmigraciones procedentes del extranjero y 297.368 emigraciones con destino al extranjero).
Descenso demográfico. Porque lo que la estadística deja patente es un descenso preocupante de la natalidad en la provincia. La mayor parte de los toledanos tienen entre los 37 y los 59 años. A lo largo del pasado año, nacieron en la provincia 5.485 niños. Los niños con cero años suponen el grupo menor, solo superado por algunos de edades superiores a los 73.
Hay un total de 8.808 niños en la provincia con once años, y desde esa cúspide hay descenso pronunciados hasta los cero y hasta los 6.971 toledanos de 23 años. Desde los 26 años (7.214) comienza a remontar la población hasta los 12.517 toledanos de 43 años. Existen 211 penosas de cien años y más en la provincia, unos 44 menos que un año atrás.
A pesar de todo, los inmigrantes están compensando este descenso de natalidad. Lo demuestra el hecho de que hay más toledanos nacidos en España entre los cero y cuatro años (31.157) que entre los 20 a 24 (29.207) y 25 a 29 (29.293). Sin embargo, a nivel total, hay más adolescentes (35.882 de 20 a 24 años y 36.325 de 25 a 29 años) que niños (32.321 pequeños de cero a cuatro años). Esta diferencia se debe al saldo migratorio positivo.