Dualidades en torno a la literatura

LT
-

Enrique Vila-Matas llega a Toledo de la mano del CiBRA para presentar ante sus lectores y en la Biblioteca de Castilla-La Mancha su última novela, 'Esta Bruma Insensata'

Dualidades en torno a la literatura - Foto: Yolanda Redondo

La jornada del viernes del CiBRA ha sido de dualidades o de fenómenos hermanos. El propio Festival lo es del cine y de la palabra; de ahí su primera inflexión, la de poder presumir de un una proyección como ‘La Trinchera Infinita’ y la presentación de una novela como ‘Esta Bruma Insensata’, (en realidad, ha habido una tercera pata en la mesa, como es la música del Black Garlic Swing Quartett).
Ciertamente, la presentación del libo del barcelonés Enrique Vila-Matas también ha sido dual, puesto que se ha convertido en un coloquio con el autor del mucho público presente en la sala de Conferencias de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, que se ha interesado por un libro sobre la literatura dentro de la literatura, una historia de hermanos, y de distintas formas de entender este arte.
Esta «palabra» en CiBRA era en realidad un compromiso. Vila-Matas no pudo acudir al festival anteriormente, pero se comprometió a hacerlo con Sonia Asensio, y por fin ha podido hacerlo este viernes.
Aunque el autor había terminado ya ante el verano su recorrido por España presentando ‘Esta Bruma Insensata’, publicado en marzo, sí ha aprovechado este diálogo con los lectores en Toledo para hablar del libro. Una novela que está obteniendo muy buenas críticas entre prensa especializada y público en general y que se ha publicado recientemente en Argentina, México y Colombia, también con grandes críticas, llegó a reconocer, casi con rubor, el escritor.
La historia. ‘Esta Bruma Insensata’ es una historia de dos hermanos y de dos formas de entender la literatura. Desde un caserón al borde de un acantilado en las afueras de Cadaqués, Simon Schneider trabaja para un autor de gran éxito que se hace llamar Gran Bros y que vive oculto en Nueva York desde hace años. Simon es un hokusai, es decir, un distribuidor de citas para otros escritores, entre los que se encuentra, sin que él pueda imaginarlo, el mismísimo Pynchon. La tarde del 27 de octubre de 2017, Simon, que se ha quedado bloqueado cuando intentaba recordar una frase sobre el infinito, deja atrás su caserón y emprende un largo paseo en busca de la cita perdida.
Cuando se camina al borde del abismo y las certezas se tambalean, una huida a tiempo puede ser una puerta abierta hacia la escritura sin aditivos, aquella que hace saltar por los aires los límites de la ficción, trasciende la experiencia personal e histórica, y concibe una geografía soñada por un alma liberada de todo, hasta de su propia desgracia.
Enrique Vila-Matas nació en Barcelona en 1948. Traducido a 36 idiomas, ha recibido, entre otros, el Premio FIL, el Formentor de las Letras, el Rómulo Gallegos, el de la Crítica, el de la Cultura de Cataluña, el Ciutat de Barcelona, el Herralde de Novela, el Fundación Lara, el Leteo y el de la RAE.