El presupuesto de Urbanismo rozará los 25 millones de euros

Á.P
-

El concejal Teo García desgrana las partidas de su área, que incluyen notables inversiones en el Polígono y la elaboración de distintos estudios de la trama urbana para un nuevo POM

El presupuesto de Urbanismo rozará los 25 millones de euros - Foto: ï»Yolanda Lancha

El proyecto de Presupuestos de Toledo para 2019 prevé un descenso del 4% en el área de Urbanismo, Vivienda y Promoción Económica, hasta rozar los 25 millones de euros. «Sube la inversión en empleo y se complementa la bajada con el dinero de los fondos europeos», detalla Teo García.
El capítulo referido al diseño de la ciudad, su habitabilidad y el patrimonio dotacional es uno de los que más atención merece dada la cercanía que tiene con la vida cotidiana de los vecinos. Al respecto, el titular de la concejalía recalcó que el esfuerzo público en estas actividades representa un «refuerzo importante de las políticas activas de empleo», y aplaudió «la consolidación de la inversión en obras en la vía pública y en los edificios municipales».
La gran novedad en el apartado de Urbanismo se centra en el dinero presupuestado para «seguir abordando los estudios para el nuevo Plan de Ordenación Municipal (POM) de la ciudad», explicó García. Entre las partidas previstas se contempla también el pago de la carta arqueológica; además, se sufragará la elaboración de un detallado informe medioambiental sobre el impacto del urbanismo en la ciudad. El edil señaló la necesidad de costear un completo estudio demográfico y de sostenibilidad económica de cara al nuevo planteamiento urbanístico municipal que evite «caer en los errores de 2007», fecha en la que se aprobó el POM suspendido definitivamente por la Justicia la pasada primavera. García propone examinar Toledo mediante «un estudio riguroso de las necesidades de la ciudad». Su idea es complementar estos análisis con «el necesario estudio de la movilidad» dentro del núcleo urbano. La prospección de la trama urbana se llevará 200.000 euros.
Tras la definitiva aprobación de la Modificación 28, García expresó su intención de seguir avanzando en aquellos proyectos de desarrollo residencial encallados en Toledo. «No descartamos que se pueda abordar una nueva ordenación, por ejemplo, en de La Peraleda», indicó el concejal. «También la de la Vega Baja: no vamos a renunciar a nada», añadió.
Entre las dotaciones de titularidad municipal remodeladas, cuya dotación ascenderá a 150.000 euros, destacan las actuaciones previstas en, entre otros, el camerín de San Cipriano o el Centro Cívico de Valparaíso. El equipamiento deportivo de la ciudad también se beneficiará de un profundo lavado de cara. Para tales obras de remozado se prevé un montante de 250.000 euros y «se determinarán de acuerdo a las necesidades concretas», dijo García. La mejora de las instalaciones para la práctica de deporte se llevará un importante pellizco presupuestario.
Respecto al capítulo de Promoción Económica, se mantiene la dotación para la Oficina de Promoción Económica y Atracción de Inversiones; también la línea de ayudas al comercio local, estimada en 44.000 euros. La dotación para el Consorcio de Toledo supondrá una inversión de 300.000 euros.
La promoción del acceso a la vivienda arrendada se regará con 60.000 euros, cantidad integrada dentro de un plan para la captación, la intermediación y el seguimiento del programa de alquileres en el ámbito de la ciudad. La propuesta tendrá «una incidencia especialmente visible entre los jóvenes de la ciudad y en el entorno del Casco Histórico», cuenta el concejal.
INVERSIONES EN EL POLÍGONO. Las inversiones previstas se refuerzan con los fondos Edusi. «Se van a invertir en diferentes proyectos tres millones de euros y 2019 se va a llevar 1,6 millones, algo más de la mitad». Así, tres de esos proyectos «con remanente del año anterior» tendrán al Polígono como beneficiario. Las actuaciones incluirán la «mejora integral de la calle Jarama, la profunda reforma de la biblioteca del Polígono y la elaboración proyecto definitivo para la construcción del carril bici entre los barrios de Santa María de Benquerencia y Santa Bárbara», detalló el edil.
«El Polígono requería una vuelta, era un zona muy degradada y al mismo tiempo el corazón industrial de la ciudad». García reclamó la elección de este barrio por su importancia poblacional y económica, además de recordar la notable cantidad de equipamientos que necesitan ser renovados por el paso del tiempo. «Lo importante de las infraestructuras es que se vivan», dijo García en referencia a la actuaciones planteadas para la transformación de la biblioteca del barrio.
García lamentó «que los grupos de la oposición municipal intenten ver confusión donde hay claridad». El concejal clamó contra aquellos a los que «no les gustan los 10 millones de euros en fondos europeos, ni que se siga con la acción inversora». Según el responsable de inversiones municipales, «los ciudadanos no cuestionan las propias inversiones porque son ellos quienes, a través de los cauces establecidos para la participación, las proponen».
Asimismo, García rechazó «las prisas surgidas tras la anulación definitiva» del POM de 2007. «Hemos vencido al problema urbanístico más importante que tiene la ciudad. Los hechos son tozudos: hemos superado una situación que parecía imposible», remachó. Sobre las enmiendas al presupuesto de su responsabilidad, el concejal del ramo se manifestó contra la oposición por «querer eclipsar el alto nivel de consenso alcanzado» por el que 62 de las 66 enmiendas fueron aprobadas por unanimidad.