Los trabajadores de Monbus, a punto de ir a la huelga

La Tribuna
-

CCOO explica que desde que esta empresa se hizo con el servicio, en mayo de 2018, obliga a los conductores a hacer todos los días un exceso de jornada que no les retribuye. El sindicato ha solicitado hoy la mediación

Los trabajadores de Monbus, a punto de ir a la huelga

Los trabajadores de la empresa adjudicataria del servicio de autobuses urbanos de Talavera están a punto de ir a la huelga por un exceso de trabajo no retribuido. El sindicato CCOO ha solicitado hoy la mediación previa a la huelga que ha convocado en la empresa, que lleva más de año y medio obligando a los conductores a trabajar cada día una media de 12 minutos de exceso de jornada que no les retribuye y por la que no cotiza a la Seguridad Social.
«Llevamos más de un año tratando de hacer entender a Monbus que no puede abusar así de sus trabajadores. Hemos mantenido decenas de reuniones y Monbus sigue imponiéndoles este exceso de jornada a los conductores y exigiéndoles que la trabajen gratis», denuncia Enrique Clavero, secretario general de CCOO-FSC Toledo.
«La paciencia y el aguante tienen un límite. Monbus tiene que cumplir con sus obligaciones patronales», añade. Asi, en nota de prensa explican que el jurado arbitral les ha convocado este jueves a Mediación, por lo que piden a la empresa que acuda con «la voluntad y el compromiso de atenerse a la legalidad laboral». Del mismo modo, desde el sindicado reclaman al Ayuntamiento de Talavera, responsable del servicio, que haga entrar en razón a esta empresa y evite a la ciudad tener que afrontar una huelga de autobuses, «con las consecuencias que conlleve para sus habitantes y sus empresas», reclama Clavero.
Monbus resultó adjudicataria del transporte urbano de Talavera en mayo de 2018. Lo primero que hizo fue comprar una máquina de lavado de los autobuses -tarea que está expresamente excluida en el pliego de condiciones, donde figura como ‘externa’- y obligar a los conductores a atenderla, ahorrándose de esta manera contratar a otra empresa o a otros trabajadores para ocuparse de la limpieza de los vehículos.
«Así, desde que entró Monbus, los conductores hacen un trabajo que antes no hacían, sin negociación previa y sin que se les pague por hacerlo», denuncia Clavero, que subraya que la empresa se niega también a implantar un registro legal de jornada, lo que CCOO ya ha denunciado ante la Inspección de Trabajo; y tampoco facilita a su plantilla el obligatorio calendario laboral anual, incumplimiento que el sindicato  llevó a los tribunales y está ahora en el TJS-CLM.