Un 10 para el toro de cuerda y la tauromaquia

Dominguín
-

La jornada del domingo dio por finalizado el Congreso que ha acogido durante varias jornadas en torno a las 50.000 personas y ha reforzado y reafirmado la excelente salud que tiene la pasión por la tauromaquia en la provincia de Toledo

No se puede terminar mejor que como lo hizo en Yuncos el XVI Congreso Nacional del Toro de Cuerda. Toda ha salido como estaba previsto, la temperatura ha acompañado, los horarios se han cumplido, la asistencia de gente ha desbordado todo el pueblo y el impacto económico en la comarca se prevé que haya cubierto las expectativas de muchos.
Un toro colorado de María Gascón era el primero de la mañana del domingo, y le correspondía exhibirlo a la localidad navarra de Lodosa. Fueros diecisiete minutos de entrega del astado colorado que fue conducido de manera prodigiosa por los maromeros desplazados hasta Yuncos a mostrar su tradición fechada desde 1852.
La mañana iba encadenada y los de Grazalema se dispusieron a sacar enlazado al burel del Marqués del Quintanar que lo llevaron siempre por detrás de su soga negra de 60 metros, portada por ágiles mozos que precedieron en todo el recorrido al castaño. Tras veintitrés minutos de recorrido el animal fue conducido de nuevo por los mozos al cajón.
Uno de los momentos más emocionantes de la mañana, fue ver como se dispuso la delegación venida desde Teruel con dos grupos de personas, una delante del toro con la soga y otro grupo o cuadrilla por detrás con la ‘baga’. Esta última soga una vez que se atempera el animal se suelta para que el animal vaya por el recorrido con una sola maroma azul y blanca. De la ganadería de Hermanos Cambronell fue el oponente que estuvo diecinueve minutos en las calles yunqueras, dominado en todo momento por los fornidos maromeros turolenses.
Para el final de la mañana se dejó la participación de dos localidades de la provincia de Jaén, que festejan el toro de cuerda con motivo de San Marcos y que adornan a los astados con collares de campanas y cascabeles y aparejos de manta sobre los lomos de los animales. Primeramente, fue el turno de Beas de Segura, desde donde se desplazaron hasta Yuncos casi 500 personas. Tras la apasionante salida del toro de la ganadería de Jara del Retamar, y dar una vuelta por el recorrido, los mozos de la localidad jienense lo amarraron a mitad del recorrido a la testuz para revestirlo con un collar de campanillas, un frontil y un aparejo que en esta ocasión fue rojo y negro, especial para el Congreso y que se regaló a la asociación de Yuncos. 
Se soltó a continuación, trece minutos después y sin esperar que se guardase el animal anterior, el astado de la ganadería toledana del Montecillo, un cuajado toro castaño, rematado y con un imponente trapío que tuvo gran poder de salida subiendo como una exhalación la Calle Real. La idea es que ambos toros se juntaran en algún momento a lo largo del recorrido, revestidos con sus aparejos típicos y que, en el caso de Arroyo de Ojanco, le puso al toro de Medina un aparejo especial que se ha confeccionado para asistir a Yuncos de color azul claro y blanco con escudos y banderas en su decoración. 
Furos las dos carreras más dilatadas en el tiempo del Congreso llegando a estar el burel toledano cuarenta y un minutos en la calle, mientras que el que exhibió Beas de Segura de Jara del Retamar batió el récord con 67 minutos por las calles de Yuncos.
Hubo en la jornada dominical de nuevo momentos de riesgo, llegando a ser herido un joven en el pecho sufriendo una cornada de unos diez centímetros, que afortunadamente no tuvo trayectoria que afectara a órganos vitales. Fue intervenido por el doctor Carlos Riquelme en unos de los tres Quirófanos Móviles desplazados hasta Yuncos, trasladándole con posterioridad al hospital Virgen de la Salud para realizarle pruebas que descarten alguna lesión más.
Finalizó la mañana del congreso con la presentación de Teruel como nueva sede para el año 2020, dando por finalizado el Congreso Nacional de Toro de Cuerda al pasarle el testigo a la nueva organizadora de la edición del año que viene.
Ya por la tarde, los toros que fueron considerados aptos y más interesantes, fueron soltados en encierro desde la plaza de toros por el recorrido habilitado, mostrando una imagen única de tanto toro y tan serio corriendo al unísono por Yuncos.
Una traca alrededor de la nueve de la noche supuso el cierre a unos días maratonianos que han demostrado que el Congreso de Cuerda ha recibido miles y miles de personas amantes de la tauromaquia y fieles seguidores de las tradiciones populares.

Un 10 para el toro de cuerda y la tauromaquia Joaquin Romera
Un 10 para el toro de cuerda y la tauromaquia - Foto: Joaquin Romera