Masivo respaldo a las quejas por gestión del agua en la Jara

j. m. / toledo
-

Un millar de vecinos apoyan la reivindicación de la creación de un órgano de expertos que garanticen medidas para favorecer el aumento de población

Masivo respaldo a las quejas por gestión del agua en la Jara

La comarca de la Jara ocupa un rincón de la provincia y permanece orillada en todos los sentidos. Sin embargo, 22 municipios y 14 pedanías pertenecen a este vasto territorio con apenas 16.000 empadronados, un 15 por ciento menos que hace una década. Y muchas carencias, entre ellas las económicas. Desde hace unos meses, un colectivo denominado Movimiento de Impulso a la Jara pretende vertebrar estas localidades y alzar la voz públicamente por el abandono. Una información publicada por este diario ha servido de detonante de la primera campaña de recogida de firmas para reivindicar atención a la Jara.
En las primeras 24 horas de la campaña, los organizadores recogieron entre el día 24 y el 25 de junio unas 600 firmas  a través de la plataforma de internet ‘Change.org’. Posteriormente, llegaron con cuentagotas hasta llegar el pasado día 4 al millar propuesto para respaldar la petición de soluciones para la potabilidad y la gestión del agua en toda la comarca. Cuatro poblaciones de la Mancomunidad de Río Frío (Sevilleja de la Jara, Gargantilla, Aldeanueva de San Bartolomé y El Campillo de la Jara) con unos 1.500 empadronados llevan dos meses, entre unas razones y otra, sin servicio de agua potable. «Demandamos políticas de gestión del agua para hacer frente a la despoblación», sostenía en declaraciones a este diario la presidenta de Movimiento de Impulso a la Jara, Yolanda Martínez, quien sugiere la creación de un clúster o conjunto de expertos para tomar decisiones en esta materia en el conjunto de la comarca.
Los destinatarios de estas reivindicaciones son el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el presidente de la diputación provincial en funciones, Álvaro Gutiérrez. De esta manera pretenden que se ponga en marcha inmediatamente las políticas para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, concretamente el punto seis, que hace referencia a garantizar la disposición de agua y la gestión sostenible.
«Seguimos creyendo que puede venir gente a la comarca de Jara», apunta Yolanda Martínez, quien subraya que resulta generalizado el problema de los pueblos con el abastecimiento de agua. Por ello, buscan que cada municipio plantee las necesidades de abastecimiento que suponga el desarrollo para el aumento de la población. En este sentido, la presidenta menciona como ejemplo la región de Aragón, que ha creado un clúster con este propósito. Y apostilla: «Debería haber una organización que gestione y vele por el agua. No podemos estar en el siglo XXI con estos problemas.
«Nuestro propósito es ofrecer un proyecto de tránsito del mundo urbano al rural, en una Comarca que quiere emerger y que muestra deseos de desarrollarse. A través de este proyecto integral podríamos aportar  a ciudadanos y empresas valores como: calidad de Vida, entorno medioambiental único, vivienda asequible y cercanía a Madrid, cuestión esta última, que le hace un lugar propicio para que las empresas de la capital puedan externalizar sus servicios en nuestra Comarca, generando así actividad económica y empleo y sobre todo, oportunidades para que las personas que elijan vivir un entorno rural de estas características puedan desarrollar su proyecto de vida», afirmaba el movimiento en un comunicado.
«Creemos que somos una Comarca que necesita un tratamiento especial, ya que sufrimos desigualdades con respecto a otras zonas de la provincia y de la Comunidad Autónoma de Castilla la Mancha, que son necesarias de equilibrar. El objetivo de nuestro Movimiento de Impulso a la Jara es el de dar visibilidad a nuestra problemática y a los retos que nos proponemos como territorio para, que con el apoyo de la administración provincial y autonómica, logremos unas buenas condiciones de habitabilidad para nuestra comarca», sostiene el colectivo.
Al respecto, Martínez confía en una reunión con los máximos representantes de la Junta de Comunidades y Diputación, Emiliano García-Page y Álvaro Gutiérrez, para abordar los problemas de la comarca de la Jara.
más campañas. La presidenta del Movimiento Impulso a la Jara, empadronada en Buenasbodas, presidió este fin de semana una asamblea del colectivo en la que se planteó la recogida de firmas en persona en cada uno de los municipios, no virtual como en el caso de la plataforma de internet ‘Change.org’.
De esta manera, este colectivo creado a principios de este año mantiene intacto el espíritu de lograr la recuperación de los pueblos de la comarca de la Jara.