Toledo supera los cuatro divorcios diarios

MG
-

El boletín del CGPJ arroja una disminución del 13,4% de las demandas de divorcio respecto al mismo trimestre de 2018. Toledo es la provincia de Castilla-La Mancha con más disoluciones.

Toledo supera los cuatro divorcios diarios - Foto: VALDIVIELSO

La mayoría de los divorcios se producen a los 16 años de matrimonio. Es el punto de partida de las disoluciones según señalaba el Instituto Nacional de Estadística (INE) hace tres años. Por tanto, las rupturas suelen llegar pasados los 40 años, aunque no se puede generalizar porque también se producencon menor edad y a los pocos años de casados. 
Los divorcios y las separaciones  también se fijan mucho más ahora en el calendario, puesto que la mayoría de las rupturas suele producirse en otoño, una vez pasadas las vacaciones de verano, que ayudan a calmar las tensiones, según distintos estudios e informes, como el publicado hace tiempo por el Instituto de Política Familiar.
Por tanto, los datos que ofrece el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) del primer trimestre de 2019 son moderados, aunque significativos. En la provincia de Toledo se producen más de cuatro divorcios al día, una cifra importante, teniendo en cuenta que se trata de la provincia de Castilla-La Mancha con mayor número de demandas. La situación económica, en muchos casos, influye a la hora de tomar decisiones sobre el matrimonio, ya que está demostrado que cuando existe independencia económica y ambos cónyuges trabajan es más fácil romper el vínculo matrimonial.
La estadística, publicada recientemente por el CGPJ, indica que el divorcio es la solución más repetida, ya que se han contabilizado 203 demandas consensuadas y otras 184 no consensuadas en los juzgados de la provincia. En este caso, Toledo se desmarca de la tendencia nacional, que marca un incremento del 1,2%respecto al primer trimestre del año anterior, puesto que se registra una caída en estos asuntos del 13,4% respecto al primer trimestre de 2018.
En esta misma línea se sitúan las las separaciones matrimoniales, aunque esta alternativa no goza de demasiada aceptación a pesar de incluye la separación de bienes, el reparto de la custodia de los hijos y pensiones alimenticias. Si bien, el hecho de que con la separación no se ponga fin al vínculo matrimonial y exista la posibilidad de reconciliación condiciona la elección de esta alternativa a pesar de que la mayoría de las separaciones terminan en ruptura matrimonial.
En el boletín trimestral del CGPJ mantienen un carácter simbólico, sobre todo, en la provincia de Toledo, que registra 21 separaciones en este primer trimestre del año, doce de ellas consensuadas, una menos que en el mismo periodo del año anterior. Por tanto, tampoco cumple con la senda que marca el ámbito nacional, que ofrece una subida del 4,2%  respecto al mismo trimestre de 2018.
Por último, la estadística también contempla las nulidades matrimoniales, un proceso más complejo que los anteriores, que se pone en marcha en muy pocas ocasiones a través de demanda en los juzgados porque es obligatorio declarar la inexistencia del matrimonio. Sin ir más lejos, en la provincia de Toledo únicamente se ha solicitado una nulidad en este primer trimestre, un 100% más que en el mismo periodo del año anterior ya que no se formalizó ninguna.
otros datos. Las demandas de modificaciones de medidas también entran con soltura en los juzgados. En este primer trimestre del año se han contabilizado 163, aunque la mayoría, en concreto 142,  responden a disoluciones no consensuadas.
En relación a las medidas de guardia, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales, es decir, los que nacieron sin que los padres estuvieran casados, los juzgados han registrado 177 demandas, de las cuales 118 no gozan de acuerdo de las partes.