Gazeley comercializa ya una nave en Illescas de 37.000 m2

La tribuna
-

Bajo el nombre de G-Park Illescas, esta compañía del sector logístico, ha comenzado a construir la nave que contará con iluminación LED, estacionamiento de bicicletas, paneles solares,…

Terrenos industriales en Illescas.

redacción / toledo
Uno de los principales inversores y promotores de almacenes y parques logísticos en Europa occidental, Gazeley, regresaba a finales de 2018 al mercado español con la apertura de nuevas oficinas en Madrid y la compra de un terreno de 75.000 metros cuadrados en Illescas, en la Plataforma Central Iberum, donde esta semana empieza a moverse el terreno para la futura construcción de una nave almacén de 37.114 metros cuadrados y una altura libre de 11,7 metros que ofrecerá 38 muelles de carga y 2 accesos a nivel, según recoge la documentación que la empresa ofrece en el anuncio de comercialización de esta nueva instalación en Illescas.
El nuevo almacén, disponible a partir de enero de 2020,  está «ubicada en el centro geográfico y estratégico de España», señalan desde Gazeley que han denominado a esta nueva instalación ‘G-Park Illescas’, y ha sido diseñado para satisfacer las necesidades de las actuales empresas de logística, distribución y comercio electrónico. 
Destacan entre los datos con los que comercializan la instalación que la ubicación cubre el eje Norte-Sur (acceso privilegiado por autopista a la A42, CM41 y AP41 hacia Andalucía) y el eje Este-Oeste (acceso privilegiado por autopista a la A5 hacia Valencia).
La nave se levanta sobre la parcela de 75.000 metros cuadrados en la que se habilitará un parking para camiones con 20 plazas, otro que dará cabida hasta 70 vehículos de menor tamaño y un edificio de oficinas de casi 1.400 metros cuadrados.
Este nuevo centro logístico de la Plataforma Central Iberum contará con la certificación ambiental ‘Breeam’ Very Good, una certificación de la sostenibilidad en la edificación técnicamente por parte de una entidad líder a nivel mundial con más de 20 años en el mercado y más de 541.000 edificios certificados en 77 países desde su creación en 1990. Esta certificación, subrayan desde la compañía, «refleja el compromiso continuo de Gazeley con la sostenibilidad en toda su cartera europea.  
 Así, entre las medidas de bienestar para empleados que se incluirán a la hora de construir esta nueva nave destacan desde Gazeley la iluminación LED, los sistemas de detección de movimientos, la creación de estacionamiento de bicicletas, los puntos de carga eléctrica para vehículos o la instalación de paneles solares que permitirán reducir considerablemente los costes operativos a la compañía que finalmente se haga con este almacén. También se habilitará un acceso seguro para los peatones, con el fin de promover el uso de medios de transporte sostenibles.
Gazeley tiene entre sus clientes a grandes firmas deportivas y de automoción así como de distribución logística e incluso del sector de la cosmética. En febrero, la compañía anunciaba el inicio las obras de una nave de 48.000 metros cuadrados en Guadalajara, en el polígono industrial del Henares, y en mayo otra de   28.500 en Valls (Tarragona). Una de las últimas operaciones de Gazley fuera de España es la que anunciaban hace apenas dos semanas y por la cual anunciaba el fin de un almacén de 180.000 metros cuadrados en Tournan-en-Brie en el este de París que se ha desarrollado para Conforama.
Oscar Heras, director de Gazeley en España, explica que «estamos encantados de desarrollar un almacén en esta área tan bien conectada, a solo 38 kilómetros del centro de Madrid. La construcción contará con los aspectos que marcan la identidad de Gazeley, esto es, prestaciones líderes en la industria, materiales de alta calidad y un gran respeto por el medio ambiente y la zona en la que se sitúa».