Boda, coronavirus y 83 invitados online

F. Rodríguez
-

Vanesa Palomo, agente de movilidad en la Policía Local de Toledo, celebró ayer su boda con David Callejo con un enlace online que fue seguido en directo por internet por 83 invitados. Enviaron un móvil con cámara a su abuela de 82 años

Boda, coronavirus y 83 invitados online

Vanesa Palomo se hizo el pasado miércoles las pruebas del coronavirus. Es agente de movilidad en Toledo y fue sometida a test rápidos y PCR junto al resto de la plantilla de la Policía Local. Dio negativo. Apenas 72 horas después lo que ha dado es un «sí, quiero».

En la mañana de ayer contrajo matrimonio con David Callejo, su pareja desde hace algunos años, desafiando juntos todo tipo de dificultades y escollos. Tampoco los ha frenado el coronavirus.

Son una dupla de luchadores que hacen del mal tiempo su buena cara. La personificación del refrán llevada a ejemplo. Y por eso no dudaron en seguir adelante con su enlace a pesar de la pandemia.

Boda, coronavirus y 83 invitados onlineBoda, coronavirus y 83 invitados online

Tenían preparado un día inolvidable, y cuando se decretó el Estado de Alarma tuvieron que pedir un aplazamiento del banquete nupcial. Esperan poder celebrarlo en septiembre, pero ya lo harán como marido y mujer, ya que la ceremonia la realizaron ayer en el Ayuntamiento de Alcorcón, donde residen, con nada más y nada menos que 83 invitados.

Que nadie se lleve las manos a la cabeza. Las restricciones del confinamiento y las distancias de seguridad social se aplicaron escrupulosamente. No cabía esperar menos de una agente de la ley. La boda de Vane y David se celebró acorde a la legalidad y sus invitados pudieron seguir todos los detalles a través de una grabación en directo por Facebook.

«Con 42 años no te tomas la boda con tantos nervios, solo me preocupa que no falle la conexión», señalaba Vanesa horas antes del gran momento, tras haber realizado en los días anteriores pruebas en todos los horarios con los distintos invitados para solucionar cualquier incidencia.

Boda, coronavirus y 83 invitados onlineBoda, coronavirus y 83 invitados online

No querían que nada fallara. Tampoco querían dejar a nadie fuera. Por eso se han aplicado hasta el punto que le han hecho llegar un móvil con cámara a la abuela de Vanesa, la única de los invitados que no disponía de acceso a internet.

Con sus 82 años pudo ayer ver a su nieta de blanco. Radiante. Uno de los momentos más emotivos para ambas. «Mi abuela es muy afín a mi forma de ser. Me queda ella y era súper importante que no se lo perdiera», explica la feliz novia, que ha sabido revelarse ante el coronavirus.

«Esto de la boda hay que tomárselo como una alegría, y no lamentarse de no haberlo podido celebrar cómo estaba pensado. Eso son tonterías. Hay gente que ya no lo puede contar», comenta una novia que se ha negado a que el virus detuviera completamente su vida.

 Antes de llegar al altar, la pareja ha tenido que hacer frente a un complicado accidente de moto que ella sufrió en 2018. David no se separó de ella ni un solo momento, fue sus brazos y sus piernas cuando estaba en una silla de ruedas. «Estuvo conmigo a muerte con todo», recuerda su ahora esposa, que tras la insistencia inicial de él no tuvo reparos a hincar la rodilla en tierra y pedirle matrimonio con una gominola. Así es ella.

Por eso, con «ganas de luchar y disfrutar del ahora», esta pareja de moteros ha unido sus caminos. Una escolta de la Policía Nacional les asistió a la salida del Ayuntamiento de Alcorcón, donde celebraron el enlace, y hasta una vecina del barrio les regaló un kilo de arroz para que se lo tiraran a la feliz pareja. Después, comida a domicilio para los invitados y banquete virtual por Skype. Momentos ya por siempre inolvidables para una pareja que ha sabido plantarse ante las circunstancias y cuya felicidad no entiende de coronavirus.