El pago a proveedores se retrasa a 55 días

Leticia G. Colao
-

El periodo medio de pago aumenta en los últimos cuatro meses superando los 30 días límite establecidos por el Ministerio de Administraciones Públicas. Algunas facturas son las 679 halladas sin abonar

El pago a proveedores se retrasa a 55 días

No parecen buenos tiempos para el área económica del Ayuntamiento, ya que después del anuncio de la alcaldesa, Tita García Élez, de una deuda de cuatro millones de euros en más de 600 facturas sin pagar, el periodo medio de pago a proveedores ha caído hasta superar los 55 días. Ambos aspectos están relacionados, ya que parte de estas facturas sin pagar se corresponden a muchos de los abastecedores municipales que reclaman el pago de sus servicios.
El plazo de 55 días hasta que la administración local hace frente a los pagos pendientes es, de largo, el más elevado desde que se registran estos números. Así, cabe destacar que hace algunos meses el Ayuntamiento pagaba a los proveedores en 7,5 días o superando en poco las dos semanas, pero nunca pasando de los 30 días. Este es el plazo máximo fijado en la Ley de Transformación del Fondo para Financiación de los Pagos a Proveedores, que establece que las administraciones tendrán la obligación de abonar las facturas incluidas en la Ley de Contratos Públicos dentro de los 30 días siguientes a su aprobación.
Los plazos se han superado en los últimos cuatro meses, primero, según indicó el anterior concejal de Hacienda, Arturo Castillo, porque las arcas municipales no han comenzado a recibir el cobro de los impuestos municipales a principios de año, especialmente elIBI, el más cuantioso para los ayuntamientos. A esto se suma lo que explicó hace un par de días el portavoz del Grupo Municipal Popular, Santiago Serrano, quien aseguró que esto «se ha visto acuciado porque la entidad colaboradora ha dejado este año de emitir recibos».
También ha generado problemas en el retraso del pago la migración del programa de contabilidad, «una decisión técnica del Servicio de Intervención Municipal que retrasó el pago de facturas mes y medio» a pesar de la existencia de liquidez, aseguró.
El nuevo equipo de Gobierno, consciente de los problemas que esto supone y de la posible existencia de más «sorpresas» negativas, ha comprometido un «plan de pago acorde a las prioridades» de la ciudad asegurando el abono de las facturas impagadas y resto de gastos habituales del Consistorio, entre ellos las nóminas.
Cabe destacar que en este último registro fechado en mayo, el Ayuntamiento hizo frente a facturas por valor de 1,9 millones de euros, -1.830.812,77 euros del Consistorio y el resto del OAL de Cultura-. IPETA  no ha hecho frente a ningún pago. Aún quedan pendientes de abonar 2,1 millones de euros.