La Junta recomienda la suspensión de las fiestas patronales

C.S.Rubio
-

Desde el Gobierno regional se insiste en que «el virus sigue ahí» y que en este tipo de eventos no es posible garantizar las medidas de higiene y de distancia interpesonal previstas por Sanidad

Imagen de archivo de las fiestas patronales de Guadamur. - Foto: David Pérez

El Gobierno de Castilla-La Mancha apuesta por la suspensión de las fiestas patronales previstas para este verano. Como apunta el director general de Salud Pública, Juan Camacho, «no parece recomendable» la celebración de este tipo de eventos ante la imposibilidad de cumplir con las exigencias sanitarias en cuestiones como la concentración de personas, la higiene o el mantenimiento de la distancia interpersonal de 2 metros.  
Y es que, «el virus sigue ahí, no podemos perder la memoria», advierte Camacho, apelando a la «sensatez» de todos.
En este sentido, la Junta de Comunidades ha mostrado su apoyo al «buen criterio» de muchos ayuntamientos de Castilla-La Mancha, que ya han suspendido sus fiestas «con meses de adelanto», «haciendo gala de sentido de la responsabilidad» ante un posible rebrote de la pandemia.
No obstante, desde la Junta no se habla de momento de un prohibición general de este tipo de actos. La postura de la autoridad sanitaria aún no está cerrada,  porque la situación de la pandemia está en constante evolución, según Camacho.
Campamentos de verano. Asimismo, desde el Gobierno regional se confirma que en los próximos días  Moncloa publicará unas recomendaciones para la organización de campamentos urbanos infantiles. Un documento que, muy probablemente,  se trasladará  íntegro a Castilla-La Mancha, según avanza Camacho, ante alto grado de consenso alcanzado en su redacción con el Ministerio.
Por otro lado, el director general de Salud Pública  recuerda que desde este lunes  las provincias de Guadalajara y Cuenca han entrado en la Fase 3 de desescalada, pasando a ser  consideradas una ‘ unidad territorial’ y, por tanto, con movilidad permitida entre ambas.
Respecto a las novedades en esta fase, destaca que desaparecen las franjas horarias en cuanto al paseo y al deporte, se permiten actividades de tiempo libre infantil y juvenil con un 50 por ciento de aforo, con hasta 200 personas al aire libre y 80 en espacios cerrados, así como la entrada a museos, cines y espectáculos con capacidad máxima de hasta un 50 por ciento de su aforo.