Fiat Chrysler y Renault negocian fusionarse

SPC
-
Fiat Chrysler y Renault negocian fusionarse

La firma francesa estudia una propuesta de la empresa italoamericana no vinculante, que contempla que la futura compañía reparta el poder de control al 50% entre ambas sociedades y que crearía el tercer grupo mundial de automoción

Las compañías automovilísticas Renault y Fiat Chrysler Automobiles (FCA) confirmaron ayer que se encuentran inmersos en el análisis de una posible fusión con el objetivo de crear un grupo líder en el que ambas partes controlarían el 50% de la futura sociedad. 
En concreto, el grupo francés presidido por Jean-Dominique Senard anunció que ha recibido una propuesta de FCA para la eventual fusión, que está siendo analizada por su consejo de administración. 
Por su parte, FCA entregado al grupo francés una oferta no vinculante para abordar dicha operación, en la que propone una fusión al 50%. Ambas empresas tienen en conjunto un valor de 33.000 millones de dólares en Bolsa y sus ventas sumarían unos 170.000 millones de euros.
La unión daría como resultado un grupo con unas ventas de 8,7 millones de vehículos, cifra que se elevaría a 15,5 millones al sumar las de la alianza, lo que la convertiría en la tercera mayor del mundo.
Las ventas de vehículos de Renault y Nissan -que a su vez controla un 34% de Mitsubishi- sumaron 10,7 millones en el ejercicio de 2018; Nissan aportó 5,7 millones y Renault, 3,9 millones, mientras que Mitsubishi vendió otros 1,1 millones.
Si se incluyen las marcas de los dos fabricantes japoneses habría que añadir Nissan, Mitsubishi, Infinity, Venucia y Datsun.
La oferta estima que ambas corporaciones se ahorrarían conjuntamente unos 5.000 millones de euros anuales. Los dos gigantes europeos experimentaron un fuerte repunte de sus acciones a la espera de un acuerdo final. La firma del rombo cerró con un 12,09% más en la Bolsa de París, mientras que el grupo italiestadounidense repuntó un 7,98% en el selectivo de Milán.
Según el Financial Times, John Elkann, presidente de Exor, el vehículo inversor de la familia Agnelli, probablemente asumirá la presidencia de la compañía combinada, mientras que el de Renault, Jean-Dominique Senard, ocuparía el puesto de consejero delegado. 
El máximo órgano de dirección de la nueva sociedad podría estar compuesto por 11 miembros de los que FCA y Renault designarían respectivamente a cuatro consejeros cada uno y Nissan colocaría a uno. 
El Gobierno francés, con una participación del 15% en Renault, apoyaría en principio la fusión, aunque se mostró receloso con detalles tan importantes como el empleo, el reparto de la sociedad o el destino del futuro dividendo. 
 

Cobertura. Si la operación llega a buen puerto, el grupo resultante tendría a través de sus múltiples marcas comerciales «una cobertura completa del mercado y comercializaría sus coches en todo el mundo, desde el lujo al segmento del gran público», según destacó FCA y, además, podría afrontar el futuro «con un fuerte posicionamiento en nuevas tecnologías, como los vehículos eléctricos y autónomos».