'El Cabalgador' recibe el apoyo económico de Diputación

LT
-

El Ayuntamiento inició una excavación en septiembre de 2016 y ahora recibe este empuje

‘El Cabalgador’ recibe el apoyo económico de Diputación

El Ayuntamiento de Madridejos sospechaba hace menos de tres años de que en el paraje de ‘El Cabalgador’, a 10 kilómetros del casco urbano en las estribaciones de Los Montes de Toledo, se encontraban restos primitivos de vida. Por ello, desde finales de septiembre de 2016, un equipo de arqueólogos y operarios trabajó en el descubrimiento de evidencias en este yacimiento enmarcado en la Edad del Bronce.
 Ahora, el Consistorio también ha conseguido la colaboración de la Diputación con la que ha firmado un convenio para la puesta en valor del bien patrimonial cultural ‘El Cabalgador’ en las Sierras de Madridejos, durante la anualidad 2019.
Para la firma del convenio se reunieron el Presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, y el alcalde de la localidad manchega, José Antonio Contreras, quien procedió a la firma del acuerdo.
Con este convenio, informan desde el Consistorio, la Diputación de Toledo se compromete a financiar, con un montante de 8.000 euros, los trabajos que se vienen realizando en este enclave de las sierras de Madridejos, de excavación y prospección superficial que están dejando a la luz, restos de asentamientos pertenecientes a la Segunda Edad del Hierro y de la Edad del Bronce.
El objetivo de estos trabajos arqueológicos es continuar con la excavación de las dos áreas abiertas en las campañas desarrolladas en los años anteriores y en función de los resultados obtenidos y del desarrollo de los trabajos, abrir una nueva zona de trabajo.
Mediante este proyecto, continúa el Ayuntamiento, se pretende realizar la cuarta campaña de actuaciones arqueológicas con la finalidad de poner en valor los restos objeto de estudio que aúne el estudio científico y la difusión a los habitantes, así como su protección. De momento, en la labor de difusión ya se han realizado algunas charlas en el municipio, así como exposiciones y visitas sobre el terreno, incluso se ha acercado a este yacimiento a estudiantes de los centros escolares de la localidad.
Entre las características de este yacimiento, el hecho de que se encuadra en el denominado ‘Bronce manchego’, una tipología particular en la zona de La Mancha caracterizada por la presencia muy limitada de materiales de bronce, frente a los que se fabricaron con la aleación de cobre y arsénico o los de cobre únicamente.
Al parecer, este yacimiento tiene forma de barco, según las primeras investigaciones, y apunta a un poblado fortificado en altura, con una gran torre, muros y murallas, algo que se sale de la normalidad en la época de contexto. Además de los restos de muralla se han encontrado otros vestigios domésticos como ollas o puntas de flecha.