Diputación hace un plan para incorporar a sus trabajadores

LT
-

Los empleados acordaron ayer dos fases: una que comienza el 1 de junio y la segunda, el 16 de junio. Se pretende proteger la seguridad y la salud de los trabajadores

Diputación hace un plan para incorporar a sus trabajadores

La Diputación de Toledo ha establecido las líneas básicas de reincorporación de los empleados públicos de la Institución provincial a los centros de trabajo para iniciar la recuperación de la normalidad en el ámbito laboral de la Institución provincial con el objetivo clave de proteger la seguridad y salud de los trabajadores y trabajadoras y evitar contagios por la Covid-19. Un proceso de recuperación de la actividad presencial en la Diputación Provincial y sus Organismos Autónomos que se llevará a cabo de forma gradual y progresiva.
Estas líneas básicas de reincorporación planteadas por el Gobierno de la Diputación fueron aprobadas por unanimidad ayer en la reunión telemática de la Mesa General Negociadora Única de la Diputación, presidida por el vicepresidente de Asuntos Generales, Empleo, Deportes y Promoción Turística, Fernando Muñoz, y en la que han participado los representes de las organizaciones sindicales integrantes de este órgano, CCOO, CSI-F, USAE-SAP y UGT.
Este protocolo afecta a todos los empleados y empleadas públicos de la Diputación, exceptuando al personal de la Residencia Social Asistida ‘San José’, y contempla que las modalidades de trabajo serán presenciales y no presenciales (teletrabajo) y una reincorporación en dos fases, iniciándose la primera el día 1 de junio y la segunda el día 16 de junio.
Una planificación genérica que cuenta con excepciones como son que algún empleado presente sintomatología que pudiera estar asociada con el COVID-19 o en caso de contacto estrecho con afectado.
También que la persona pertenezca a alguno de los grupos vulnerables o padezca alguna otra enfermedad que considere pueda verse gravemente afectad por la COVID-19, en cuyo caso el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales establecerá las medidas de prevención, adaptación y protección pertinentes.
El día 1 de junio se incorporarán los empleados con funciones directivas (secretario general, interventor, vice interventor, tesorero, vicetesorero, direcciones de área, director del Organismo Autónomo Provincial de Gestión Tributaria, adjuntos de área y jefaturas de servicios), así como el personal que se considere imprescindible, siempre que no pertenezcan a los grupos vulnerables en cuyo caso permanecerá en teletrabajo.
A partir del 16 de junio, la tercera semana del mes, será la incorporación del resto del personal y los empleados públicos y que puedan prestar sus servicios mediante teletrabajo de forma que alternarán la actividad presencial y el teletrabajo.
El horario de entrada se alternará estableciéndose dos franjas horarias que irá de las 7.30 a las 8.00 horas y de las 8.30 a las 9.00 horas, con el fin de evitar aglomeraciones, y la salida podrá flexibilizarse hasta las 19.30 horas.
Con carácter general, se limitará la circulación y el acceso del público por las dependencias salvo causas excepcionales y con las adecuadas garantías de seguridad.
Así mismo, se priorizará la atención telefónica o telemática y para los casos de atención presencial, con carácter general y salvo en el Registro General, será preciso la cita previa con limitación de aforo.
En la segunda fase del protocolo de reincorporación, que se inicia el 16 de junio, se reanudará la atención presencial al público.