España bate récord de turistas por séptimo año consecutivo

Agencias-C.A. (SPC)
-

La ministra Maroto adelanta que el país cerrará 2019 con cerca de 84 millones de visitantes extranjeros, un 1,2% más que en el año anterior, que gastaron 92.300 millones de euros

Las estaciones de ski y el deporte de invierno es otro de los alicientes en España.

España cerrará 2019 con un nuevo récord de 83,7 millones de turistas internacionales, cifra que supone un incremento del 1,2% superior a la registrada en 2018 que fue de 82,8 millones y supone un nuevo récord en este indicador por séptimo año consecutivo, según adelantó ayer la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.
El gasto turístico del conjunto del año 2019 rozaría los 92.337 millones de euros, cifra un 2,9% superior a la de 2018, lo que supone también un nuevo récord. «Esto supone reforzar la apuesta de España por una mayor rentabilidad y calidad del destino», indicó la socialista , quien mostró su satisfacción por la fortaleza del sector.
Maroto destacó especialmente el incremento este año desde mercados lejanos así como de Estados Unidos que han compensado en parte la caída de otros países tradicionales como Reino Unido y Alemania. «Tenemos que buscar nuevos perfiles de turistas con mayor poder adquisitivo», indicó la ministra asegurando que cada vez se busca más un turismo más experiencial y menos vacacional.
España volvió a batir su récord de llegadas de turistas este año, a pesar de las incertidumbres producidas por la sentencia del procés en Cataluña o por la quiebra del turoperador Thomas Cook, que traía a nuestro país millones de viajeros, sobre todo ingleses.
Desde el Gobierno se insiste en el objetivo de mantener la posición de España como líder mundial mediante la apuesta por la rentabilidad , la digitalización y la sostenibilidad como ejes centrales de la política turística.
«España cuenta con extraordinarias fortalezas, la calidad de las infraestructuras, el clima, la seguridad y el tejido empresarial competitivo, capaz de dar respuesta a las demandas de los que nos visitan».
Además, el sector sigue siendo un motor de empleo, con 75.000 nuevos puestos creados este año y un total de 2,4 millones de afiliados, lo que supone el 12,4% del total de la economía nacional.
De cara al 2020, la diversificación de los destinos será uno de los objetivos, «para atraer pasajeros de otros mercados y no depender tanto de los destinos consolidados». El reto es poder desestacionalizar los flujos y que los pasajeros se repartan a lo largo del año.
La ministra insistió en que, a pesar de lo que muchos creen, el mercado turístico español «no ha tocado techo» aunque reconocido que ahora se ha apuesto el foco en la calidad el modelo turístico.