Christian López se supera

J. M. Loeches
-

El toledano pulveriza su Guinness con el lateral de una pala controlando una pelota de tenis de mesa y lo deja en 58 minutos y 23 segundos

Christian López no para de derribar muros. Y éste lo ha tirado a patadas. El atleta de Cabañas de la Sagra se atrevió el miércoles con otro récord Guinnes, el de controlar el mayor tiempo posible una pelota de tenis con el lateral de una pala. Ya lo había alcanzado y nadie se lo había quitado, pero quería dejar un registro insuperable. Y lo ha conseguido.
El toledano lo intentó en marzo de 2019, en la Casa de la Cultura de su localidad, junto a otros dos retos más, y lo dejó en 3 minutos y 21 segundos. Ahora se ha quedado en 58 minutos y 23 segundos. Casi una hora. De ahí que López reconozca que está «más que satisfecho». Se trata de una marca difícil de igualar y que, probablemente, quede durante muchos años fijada en el Guinness World Records, una vez que la organización la valide.
El atleta insiste en que la clave fue «la concentración y disfrutar para olvidarme de los nervios de un reto de este tipo». Además, desde que consiguió el registro anterior, sigue reconociendo, «sabía que podía dar mucho más de mí, por eso nunca he dejado de practicar para cuando llegara el momento, y qué mejor que ahora».
Christian López se superaChristian López se superaDe igual manera, Christian López ha contado con la ayuda de sus familiares, aunque esta vez quiere personalizar el agradecimiento en su cuñado Luismi: «Ha sido testigo de muchos entrenamientos y siempre me anima mucho en todos los retos; sabía que mi margen de mejora era muy amplio».
Sobre esta prueba, que tiene la dificultad de que un despiste haga que la bola se caiga, considera un absoluto éxito quedarse muy cerca de la hora porque «en los ensayos no superaba nunca los 35 minutos, que ya es muchísimo». Por último, el cabañil confiesa que ha sabido sacar sus ganas de superarse «y la fortaleza mental de mi abuelo Ernesto, a quien siempre tengo presente en todos los retos».
Por lo demás, López tiene algún récord más en mente, pero quizás ya para cuando la desescalada vaya avanzando. Uno de los que tiene algo avanzado es el de mantener en equilibrio un bate de béisbol sobre la barbilla. El mejor registro mundial lo tiene David Rush con 30 minutos y 7 segundos (8 de noviembre de 2018), pero el toledano tiene plena convicción de que puede llegar a la hora o, incluso, superar esa barrera. Hay que tener en cuenta que el objetivo mide en torno a 1 metro y 10 centímetros, que tiene un diámetro de 7 centímetros en su parte más gruesa y que pesa entre 960 gramos y un 1 kilo.
Asimismo, otro de los próximos será uno que ya realizó en su día pero que Guinness World Records no le llegó a validar por cambiar las condiciones. Es el de dar el mayor número de botes con el mango de una pala de tenis de mesa. Fue el pasado 30 de enero.
La organización ahora pide que se hagan sobre la base del mango, así que Christian López va a por el segundo intento para llegar, como ya hizo hace cuatro meses y medio a más de 24 minutos. El récord ahora mismo lo tiene el chino Sha Shucheng, con 18 minutos y 44 segundos. Lo logró en Haikou (China) en octubre de 2019.