Arranca la reforma integral de la biblioteca del Polígono

J.S.
-

La memoria incluida en el pliego del concurso reconocía que la existencia de «importantes deficiencias» en las instalaciones de electricidad y climatización. Tolón,asegura que la obra pública será uno de los «pilares de la reconstrucción económica»

La duración de los trabajos que comenzaron ayer se estima que será de seis meses. - Foto: Víctor Ballesteros

El inicio de la fase 0 de la desescalada no sólo trajo la tímida apertura de los comercio de menos de 400 metros o la obligatoriedad de utilizar mascarillas en el transporte público, también supuso el inicio de   la obra pública municipal de gran envergadura, que la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, considera uno de los pilares de la reconstrucción económica de la ciudad. «Invertir en obra pública es invertir en puestos de trabajo», aseguró la semana pasada en su visita a empresarios y trabajadores del polígono industrial.
La Unión Temporal de Empresas (UTE) integrada por ‘Desarrollos técnicos Ardosan’ y ‘Saturnino Gómez’ comenzó ayer los trabajos de reforma integral de la biblioteca del barrio de Santa María de Benquerencia. Esta dotación cultural  recibe unos 30.000 usuarios al año y realiza un total de 12.000 préstamos cada ejercicio.
La intervención, financiada al 80%por el  Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) dentro de la estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI), afectará a las cuatro plantas del edificio que «debido al paso del tiempo y al uso ha sufrido una importante degradación que se concreta en diferentes patologías», señalaba el proyecto elaborado por el Ayuntamiento de Toledo que subrayaba que no proceder a la reforma y remodelación de sus instalaciones podía quedar comprometido su  uso como biblioteca municipal. Los trabajos tienen una duración estimada de seis meses.
La memoria que recogía el pliego del concurso reconocía que la existencia de «importantes deficiencias». Las principales en la instalación eléctrica y en la de climatización. Ambas son las que en peor estado se conservan y sobre las que el proyecto actúa principalmente», ya que se llevan casi la mitad del presupuesto de la actuación, que fue licitado por 700.000 euros. La obra fue adjudicada a la única oferta presentada por un importe de 577.127 euros, lo que supone una reducción del 17,55%sobre el importe de salida.
En concreto, se destinará una partida  de 159.000 euros y 115.000 euros, a renovar por completo tanto el circuito eléctrico como el de climatización, respectivamente. La carpintería de aluminio se queda con casi 50.000 euros y a los arreglos de cerrajerías se destinarán otros 35.600 euros, según consta en el pliego de condiciones técnicas de la obra.
Respecto a «la piel» de la biblioteca, se producirá la modificación de parte de la cristalería  para el ahorro de energía y el cambio de las rejas en las puertas de acceso, instalando unas «más contemporáneas que conseguirán actualizar la imagen del edificio exteriormente y que presente una imagen menos degradada que la actual».
En su interior, se mejorará la accesibilidad de las respectivas plantas mediante la instalación de una rampa en la planta baja «para comunicar sus dos niveles y que el acceso principal sea accesible y el estudio de los radios de giro en las plantas superiores».
Para compartimentar los espacios, permitiendo el paso de luz desde las cristaleras exteriores y generando un espacio más abierto, se proyectan paneles de vidrio que aíslen los espacios y actualicen la percepción del espacio ampliándola, consiguiendo de esta manera que la biblioteca «sea más fácil de controlar por el personal que trabaja en el edificio y que sea posible abrir el mayor número de salas sin perder el control de estas, como actualmente sucede».
En cambio, no se va a actuar en el salón de actos, ni en su cubierta, porque dispararía el presupuesto. «Incluirlo, debido a su gran tamaño y la gran cantidad de obra necesaria para su total renovación, supondría que el presupuesto del que se dispone para la presente rehabilitación fuera insuficiente». El Ayuntamiento de Toledo ya adjudicó en septiembre de 2017 trabajos por importe de 138.000 en la biblioteca del Polígono en 201 para impermeabilizar  su cubierta y solucionar los problemas estructurales que padecía.
Mientras duren los trabajos de reforma, el servicio de préstamos de la biblioteca se ha trasladado a las instalaciones del centro social del barrio.