Gobierno y oposición no se ponen de acuerdo contra el Covid

Leticia G. Colao
-

Las seis mociones presentadas por la oposición con medidas sociales y económicas para la ciudad fueron rechazadas por el Ejecutivo de Élez «por llegar tarde» o ser inasumibles para las arcas municipales. El Gobierno prepara un plan de dinamización

Gobierno y oposición no se ponen de acuerdo contra el Covid

Ninguna de las seis mociones centradas en paliar los efectos del coronavirus, todas ellas de la oposición, lograron el consenso de la Corporación Municipal con un continuo cruce de reproches entre Gobierno y resto de grupos por la falta de unidad pese a la gravedad de la situación. Plan de choque, plan de contingencia fiscal, bonificación del 95 por ciento de la plusvalía o la adopción de medidas sanitarias y económicas se quedaron en nada en un Pleno excesivamente largo, con más de seis horas de duración, tras tres meses sin sesiones ordinarias.
El equipo de Gobierno no aprobó ninguna asegurando que algunas medidas «llegaban tarde», otras eran inasumibles para las arcas municipales y el resto inviables por las condiciones a seguir. Pero todas tenían algo en común, el mismo sentido de protección con medidas económicas y sociales para la ciudadanía en tiempos especialmente complicados.
Durante la sesión plenaria también se cruzaron los reproches del PP dirigidos a la alcaldesa, Tita García Élez, por no liderar al conjunto de la Corporación «para consensuar una misma hoja de ruta», y los de la portavoz socialista, Flora Bellón, que acusó a la oposición de «no haberse ofrecido a la alcaldesa en este trabajo conjunto».
Gobierno y oposición no se ponen de acuerdo contra el CovidGobierno y oposición no se ponen de acuerdo contra el CovidDesde el Grupo Municipal de Ciudadanos se pidió la entrega de un kit de protección en el mismo  buzón, con mascarilla y gel, algo que la concejala de Ciudad Saludable, Marta Ramos, aseguró que ya había adelantado el Gobierno de García Élez. La edil recordó que se ha entregado un total de 141.500 mascarillas entre las del Ministerio, las de la Junta, las adquiridas por el Ayuntamiento y las de iniciativa privada, a lo que el concejal de la formación naranja, Miguel Ángel Ruiz, recriminó airadamente la acción del Gobierno lamentando su «yo invito y tú pagas».
La segunda de Cs solicitaba un plan de choque con la necesidad de evaluar el impacto sobre los ciudadanos y problemas generados por el estado del confinamiento, y la «elaboración de un protocolo por si se vuelve a repetir una situación de esta dimensión». Asimismo, Susana Hernández solicitó analizar la realidad en las residencias de mayores, adoptar medidas de moratorias en impuestos municipales y ayudas al pago del alquiler en empresas que acrediten descenso en sus ingresos.También reclamó una ventanilla única para canalizar las ayudas.
Las dos proposiciones del Grupo Municipal de Vox iban dirigidas a reducciones fiscales como la bonificación del 95% en la plusvalía por la herencia de todos los Inmuebles Urbanos o un plan de contingencia fiscal, que el concejal de Hacienda desmontó. En su intervención, Luis Enrique Hidalgo indicó que el Ayuntamiento de Talavera «no tiene capacidad de financiación», pese a «esos remanentes de tesorería positivos que decían que existían».
Respecto a estas mociones, el concejal recordó que «siguen hablando de superávit» cuando la realidad del informe de auditoría es que la liquidación del ejercicio 2019 va a ser negativa en más de 3 millones. En este sentido, ha lamentado que este grupo haya traído un plan de contingencia que plantea su partido en otros municipios de España, «un corta y pega de algo que les han mandado de Madrid y que lleva la palabra superávit, cuando en esta ciudad, y debido a la nefasta gestión económica del PP en los últimos años, no se corresponde».


«Irresponsabilidad». Por su parte, el portavoz del Grupo Municipal Popular, Santiago Serrano, ha advertido «de la irresponsabilidad» que supone que el equipo de Gobierno de Talavera siga adelante con los presupuestos en vez de reelaborar unos nuevos adaptados a las necesidades económicas de la ciudad derivadas de la crisis del Covid-19. Serrano ha indicado que la inacción en el plano económico «puede llevarnos a un auténtico drama de desempleo ya a final de  año, acrecentado por  la fragilidad de nuestro tejido productivo, la ralentización de la economía y la evolución negativa  de  la  creación  de  puestos  de  trabajo».
El concejal del área ha considerado las medidas del PP como «un brindis al sol» ya que muchas «no son opciones realistas» y otras forman parte de las medidas presentadas recientemente por el Gobierno regional. En cuanto a la  elaboración de un nuevo presupuesto, indicó que está en la última fase para su aprobación, incluye expedientes como la inversión del proyecto del ARRU o deudas sin pagar como la transferencia a Cruz Roja. Hidalgo apostó porque se pongan pronto en marcha «porque es lo que necesita esta ciudad».