Un nuevo servicio de inspección pondrá coto a los morosos

C.S.Jara
-

La Junta Local de Gobierno aprobó ayer los presupuestos de este año, por valor de 71,8 millones de euros, con algunos ingresos mermados a consecuencia del Covid

Nuevo servicio de inspección para poner coto a los morosos

Los efectos del Covid-19 estarán presentes en los presupuestos municipales de este año, que ayer salvaron su primer trámite. La Junta Local de Gobierno dio su aprobación a unas cuentas tardías que ascienden a 71,8 millones de euros, con un incremento mínimo sobre los del año anterior. Se notará en los ingresos, algunos de los cuales bajarán por la merma de actividad de la pandemia, y también en los gastos, con la creación de un programa específico para atender a los nuevos gastos generados.

El Ayuntamiento quiere compensar la bajada de la recaudación de tributos, especialmente en algunas tasas como la de ocupación de la vía pública o la que se paga por el uso de instalaciones deportivas, con la puesta en marcha de un nuevo servicio de inspección que localice a los contribuyentes que se están saltando sus obligaciones fiscales. «Está presupuestado y está en mente potenciar la inspección en la recaudación de tributos, pero solo con ese objetivo, para aquellos que no cumplen con sus obligaciones», explicaba ayer a La Tribuna el concejal de Hacienda, Luis Enrique Hidalgo. «Hay que ponerlo límite, porque además es nuestra obligación como gestores públicos, que las aportaciones sean equitativas entre todos los ciudadanos, que no haya gente que se aproveche del sistema o de la falta del servicio de inspección para no cumplir» remarcaba al respecto.

El Covid tendrá además reflejo en los gastos. La Concejalía de Hacienda ha creado un programa presupuestario específico en el que se incluye el Fondo de Rescate para Empresas, que contará de entrada con una partida específica de 300.000 euros y en el que se incluyen también otras partidas relacionadas con la pandemia, como la destinada a la compra de material sanitario o la adquisición de alimentos.

Este año se mantendrá también una partida importante destinada a inversiones «que van a redundar en el conjunto de la ciudad y que van a ser bien acogidas por los vecinos y contribuirán, por supuesto, a la generación de empleo», afirma Hidalgo. Son casi seis millones de euros para este capítulo, unos 100.000 euros más que el año pasado. «Seguimos ejecutando proyectos y estamos a punto de licitar algunos que vienen de ejercicios anteriores, algo más de 19 millones de euros, no forman parte del presupuesto de 2021», concretaba el responsable municipal de Hacienda sobre estas cuentas. En este importante paquete entran inversiones que ya se están ejecutando, como las Murallas del Charcón o El Salvador, o la mejora de la eficiencia energética, y también otras que se van a licitar próximamente, como la remodelación de los Jardines del Prado.

Aunque se aprobarán ya dentro del segundo trimestre del año, la intención del equipo de gobierno es acelerar al máximo la tramitación de los presupuestos, que tendrán que aprobarse inicialmente en Pleno, pasar por las comisiones informativas y por el trámite de comparecencia de los concejales para exponer como se ejecutarán las partidas en cada una de las áreas.

Con respecto a la partida de gasto más abultada, la de Personal, este año baja un poco porque se ajustan más los cálculos, a pesar de que la plantilla aumenta en cinco empleados y de que se ha aplicado el aumento salarial del 0,9%. Un incremento del que están exceptuados los integrantes de los órganos de Gobierno.