UGT advierte que los colegios no están listos para reabrir

LT
-

Ven aventurado su reapertura el próximo 26 de mayo.

UGT advierte que los colegios no están listos para reabrir - Foto: Marcial Guillén

UGT Castilla-La Mancha ha señalado este lunes que el sistema educativo regional «no está preparado» para abrir los centros a partir del 26 de mayo y, por tanto, no ve viable esta posibilidad contemplada en el Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad del Gobierno de España.
En un comunicado hecho público este lunes, la organización sindical ha pedido a la Consejería de Educación, Cultura y Deportes que anteponga los criterios sanitarios y no reanude ninguna actividad lectiva presencial en la comunidad autónoma.
El responsable del sector Enseñanza del sindicato, Manuel Amigo, resaltó que la apertura de los centros de enseñanza no universitaria a partir del 11 de mayo es «inviable», sin haber planteado ya la Consejería de Educación los medios necesarios para ello ni las medidas de protección y Equipos de Protección Individual (EPI) para los equipos directivos.
Por ello, ha pedido a la administración educativa que retome la negociación con las organizaciones sindicales e informe de cómo va a aplicar el Plan de Transición en el ámbito educativo.
En opinión de Amigo, sería «preferible» no recuperar la actividad presencial en los centros hasta septiembre, dada la falta de planificación en la continuidad de las actividades lectivas, ya que la Consejería ha interrumpido los llamamientos de sustituciones, por lo que la vuelta ahora a las aulas se produciría con falta de profesorado.
Asimismo, consideró que la vuelta a las aulas en Educación Infantil hasta 6 años y en Educación Especial «no puede contemplarse como medida de conciliación prioritaria a la salud» y que la conciliación debería reforzarse «de otra manera».
Tampoco comparte que el criterio de la ocupación laboral de los padres y de que su empleador no les dote de las medidas de flexibilización parezca muy adecuado para volver a la actividad presencial en los centros, si ésta no se acompaña de las pruebas diagnósticas que aseguren que ningún alumno o profesional puede ser portador y difusor del virus.