Protocolo sanitario para hacer del Casco destino seguro

La Tribuna
-

La iniciativa de Toledo se enmarca dentro de la estrategia del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España, que hoy se reunió para abordar la crisis sanitaria. Piden al Gobierno que resuelva la convocatoria pendiente del 1,5% cultural

El concejal de Cultura, Educación y Patrimonio Histórico, Teo García - Foto: Yolanda Lancha

El Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad de España se ha reunido hoy de forma telemática y abordó la crisis sanitaria y cómo está afectando a la conservación y gestión del patrimonio. El concejal de Cultura y Patrimonio Histórico, Teo García, participó en este encuentro que coordinó el presidente de la Comisión de Patrimonio y alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, quien destacó  el acuerdo de impulsar un protocolo de actuación con medidas higiénico sanitarias comunes en el conjunto de los cascos históricos y entornos monumentales.
Además, desde el Grupo se ha reivindicado al Gobierno central que resuelva aquellos proyectos que están pendientes de la asignación del 1,5 por ciento cultural, lo antes posible y de forma favorable. Y se ha dado cuenta del compromiso del Gobierno de España para mantener la subvención nominativa de 210.000 euros al Grupo, como ha sido hasta ahora, y en concreto para el desarrollo de todos los programas que en marcha desde el Grupo Ciudades Patrimonio.
Después de trasladar «toda la solidaridad y el afecto del Grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad a todos los afectados por la Covid-19 y a sus familias», el presidente de la Comisión de Patrimonio recordó que el Ministerio de Turismo les ha comunicado que «va a tener muy en cuenta a las Ciudades Patrimonio en las próximas campañas de turismo». «Pese a las circunstancias actuales, tenemos la gran ventaja de que la mayor parte de nuestras ciudades dependen del turismo nacional y, además, nuestras calles son museos abiertos al aire libre», subrayó Antonio Rodríguez Osuna, quien  añadió que «no tenemos ninguna duda de que la gente va a querer viajar, pero las opciones de vacaciones van a ser destinos cercanos y seguros, como nuestras ciudades. Por eso, es el momento de poner en valor nuestro patrimonio y todas las posibilidades que ofrecen nuestros cascos históricos».
Precisamente, la problemática derivada de la gestión del patrimonio y los costosos gastos de mantenimiento, ha sido uno de los aspectos abordados en la reunión. “Poner en valor y disfrutar de nuestro patrimonio representa un desafío y una gran oportunidad en esta crisis», concluyó Rodríguez Osuna.