El misterio del 'Caso Orlandi' sacude al Vaticano

Agencias
-

La búsqueda del cuerpo de la joven bajo la 'Tumba del Ángel' en el cementerio pontifical desvela que los huesos de la niña no se encuentran en ese punto ni tampoco los de las princesas a las que está dedicado el sepulcro

Hallan tumbas vacías en el Vaticano donde buscaban a Orlandi

Emanuela Orlandi tenía 15 años cuando el 22 de junio de 1983 desapareció sin dejar rastro a la salida de su clase de flauta en el conservatorio de la Plaza de San Apolinar, en el centro de Roma y cerca del Senado italiano. Un episodio negro en la historia del país por la juventud de la menor y por el misterio que siempre ha envuelto el suceso. Además, tenía pasaporte vaticano porque su padre, Ercole, trabajaba en la Prefectura de la Casa Pontificia, la secretaría particular del Santo Padre. Desde la implicación de un grupo extremista turco hasta la presunta relación del caso con la Mafia, 36 años después de su marcha, las hipótesis sobre qué pudo ocurrirle a la niña nunca han dejado de crearse aunque ninguna ha podido ser confirmada. 
Las últimas teorías señalaban al Vaticano como posible epicentro del suceso, por la implicación de su padre con la Administración papal y por una carta anónima que la familia recibió junto a una foto de la Tumba del Ángel, situada en el Cementerio Teutónico del Pontificado. "Busque donde indica el ángel", rezaba la misiva. Y desde ese momento, toda Italia miró a la Plaza San Pedro.

Hoy el país esperaba desvelar uno de los grandes misterios de su historia. Pero la apertura de la Tumba del Ángel, en la que estaba enterrada la princesa Sofía von Hohenlohe, fallecida en 1836 y la adyacente, en la que estaba sepultada la princesa Carlotta Federica de Mecklenburgo, que murió en 1840 están vacías.
Así lo explicó la abogada de la familia Orlandi, Laura Sgrò, a los medios tras asistir a la exhumación que había ordenado la fiscalía vaticana de los restos de los dos sepulcros. Sgró y el hermano de la joven desaparecida, Pietro Orlandi, mostraron su sorpresa y decepción al comprobar que las dos sepulturas estaban vacías y nadie, tampoco las familias de las dos princesas, estaba al corriente de dónde se encuentran los cuerpos.

Las tareas de exhumación se paralizaron cuando llegó el momento de abrir las sepulturas y "no se encontraron hallazgos humanos o urnas funerarias", como también informó el Vaticano. En la tumba de la princesa Sofía von Hohenlohe se excavó hasta encontrar un departamento subterráneo de unos 4 metros por 3.70, completamente vacío al igual que el sarcófago de la princesa Carlota Federica de Mecklemburgo. "Todos estamos muy sorprendidos", dijo la abogada, quien afirmó que el Vaticano "podía haber verificado antes si en estas tumbas se había sepultado a las princesas o eran solo monumentos funerarios para rendirlas homenaje". El hermano de Emanuela Orlandi señaló que se esperaba todo menos encontrar las sepulturas vacías, después de que incluso el guardián del cementerio declarara que una de las familias le había pedido que pusiera de vez en cuando flores frescas y velas en una de las tumbas.

Hallan tumbas vacías en el Vaticano donde buscaban a Orlandi
Hallan tumbas vacías en el Vaticano donde buscaban a Orlandi - Foto: STF
La abogada de la familia indicó que ahora el Vaticano tendrá que dar información sobre por qué estaban vacías y renovó su llamamiento para que quien sepa algo de lo que ocurrió a Emanuela rompa el silencio que dura 36 años.
 

El caso Orlandi

La Justicia italiana ha ido lanzando hipótesis sobre la desaparición de la joven, como que podía haber sido secuestrada por un grupo extremista turco para pedir la liberación de Ali Agca, el terrorista encarcelado entonces por haber atentado contra el papa Juan Pablo II en 1981. 
Otras teorías sugerían que Orlandi fue víctima de una red pedófila detrás de la cual se encontrarían altos jerarcas de la Iglesia. La Fiscalía de Roma investigó también la presunta relación del caso con la Banda de la Magliana, la organización criminal que sembró el terror en la capital italiana durante los años del plomo. La Secretaría de Estado de la Santa Sede autorizó en abril de 2018 la apertura de la investigación por la desaparición dada la relación del padre con la Administración papal. En ese contexto, la familia pidió al Vaticano que investigase en el Cementerio Teutónico, bajo la estatua de un ángel que sostiene una sábana con el texto en latín Requiescat in pace (Descanse en paz) y en cuya lápida hay una inscripción dedicada a la princesa Sofía y al príncipe Gustavo von Hohenlohe, que en 1857 fue nombrado arzobispo por el papa Pío IX. El Cementerio Teutónico se encuentra dentro de los muros vaticanos, donde una vez estuvo el llamado Circo de Nerón, lugar de martirio de muchos de los primeros cristianos, y posteriormente pasó a ser propiedad de una fundación alemana. 


El misterio del 'Caso Orlandi' sacude al Vaticano
El misterio del 'Caso Orlandi' sacude al Vaticano - Foto: VATICAN MEDIA HANDOUT