Medio Ambiente experimenta acabar con el cactus invasor por medio de química y fuego

latribunadetoledo.es
-

El Ayuntamiento de Toledo y la Junta de Comunidades están colaborando en un experimento encaminado a eliminar la plaga de cactus invasor que se ha extendido por el valle del Tajo que rodea el Casco Histórico. Según explica el concejal portavoz la primera fase ha consistido en aplicar productos químicos que debilitan a la planta y la segunda, que empezó ayer, en proceder a su «quema controlada» con asistencia de los Bomberos de la capital.
Los servicios de Medio Ambiente municipales y regionales han puesto manos a la obra al control de la plaga por medio de esta «investigación» que están llevando a cabo en completa colaboración ya que si bien la responsabilidad del tratamiento de plantas exóticas es competencia de la Junta el problema lo está padeciendo la ciudad.

Sombra descartada. Según la información que maneja el Ayuntamiento el cactus es sensible a la sombra pero la forma de conseguir ese efecto sería la plantación de especies que no son propias de la zona y, además, se rompería en parte el paisaje del Valle y los cigarrales. De manera que esa opción fue descartada en su día y se están buscando alternativas viables.
En todo caso el concejal tranquiliza a los vecinos en el sentido de que no se había producido ningún incendio sino que el humo que se apreciaba ayer desde lejos era producto del exterminio controlado.