«Gobierne quien gobierne,levantaré la voz contra el trasvase

L.G.C.
-

El agua y la situación del río Tajo fue otro de los temas principales en los que se detuvo la alcaldesa, insistiendo en que no es trasvasista, porque los trasvases «cercenan de raíz» las posibilidades de crecimiento, ocio y regadío.

«Gobierne quien gobierne,levantaré la voz contra el trasvase

Así, ha hablado sobre los objetivos de la Agenda 2030, el agua para todos y la energía no contaminante entre los más prioritarios. Y en Talavera, de agua «sabemos bastante, de la falta de agua diría mejor». Por eso, mejorar el agua en calidad y cantidad del Tajo sería el primer reto de esta Agenda que le gustaría lograr.
En su opinión, las aguas del Tajo por Talavera lo convierten en un «río quieto, moribundo y sin vida» por lo que ha asegurado que actuará de «altavoz permanente» cada vez que se produzca un nuevo «atentado» medioambiental, porque que tiene derecho de «levantar la voz, reivindicarlo y exigirlo».
En su intervención, lamentó que los talaveranos tengan que seguir soportando «mosquitos, ratas y malos olores» por lo que  no ha dudado en que «gobierne quien gobierne, levantaré la voz cuando no esté de acuerdo con un nuevo trasvase que supone un hachazo al maltrecho Tajo».
En cuanto al posible trasvase a las Tablas, lo ha preferido si es una emergencia medioambiental y siempre antes de que se vaya a Murcia o al Levante.