Irene Sánchez-Escribano celebra que se empiece a ver la luz

J. M. Loeches
-

La atleta toledana se toma con tranquilidad la desescalada y cree que ya es un paso salir a correr, aunque espera con ganas su posible regreso al CAR de Madrid

Irene Sánchez-Escribano celebra que se empiece a ver la luz - Foto: Club Atletismo San Ildefonso

Las fases de la desescalada presentadas por el Gobierno han esperanzado al mundo del deporte, siempre con la cautela necesaria y sabiendo que se transita a esa llamada ‘nueva normalidad’. Un ejemplo es el de la toledana Irene Sánchez-Escribano, considerada deportista de alto nivel. Lleva desde el pasado 14 de marzo confinada en Huesca y sin realizar más ejercicio físico que el que le permite el material que tiene en casa y una cinta de correr.
De ahí que celebre que desde este sábado ya se pueda salir a la calle a correr. «Por lo menos es ver la luz», reconoce la corredora del Adidas. Desde su punto de vista, «es un paso importante porque al menos volvemos a la superficie a la que estamos acostumbrados». Asimismo, la capitalina también reconoce que el trabajo dentro de las cuatro paredes ya empezaba a presentar «dolores físicos» que son difíciles de tratar «por la imposibilidad de acceder a los fisioterapeutas».
De momento, Sánchez-Escribano espera las instrucciones de su entrenador, Ricardo Serrano, para este regreso a la calle. La toledana entiende que «no hay que dejarse llevar por la euforia y se debe entrenar con cabeza». Y es que, recuerda que el ejercicio que se ha hecho en casa durante este mes y medio «ha sido para mantener y para no tener que empezar ahora de cero». De todos modos, lo lógico ahora es «volver a coger la forma para ir mejorando poco a poco».
Como reconoce, no puede ser de otra manera porque «vamos a empezar sin ningún objetivo», al haberse cancelado o aplazado todas las competiciones importantes, como el Campeonato de España, que iba a celebrarse a finales de junio, o el Europeo, a disputarse en París en el mes de agosto. Tampoco habrá opción de unos Juegos Olímpicos que se han trasladado al verano de 2021 aunque el Comité Olímpico Internacional no las tiene todas consigo. En este sentido, la atleta del Adidas cree que «es demasiado pronto para ponernos a pensar en eso y lo importante es que la pandemia se controle y no se vuelvan a saturar los hospitales».
fase 1. A partir de ahí, existe un plan para el deporte profesional y de alto nivel dentro de la Fase 1, que entraría en vigor desde el 10 de mayo. Aquí entra ya la apertura de centros de alto rendimiento. Hay que recordar que el ‘hogar’ habitual de Irene Sánchez-Escribano es el CAR de Madrid y la Residencia Blume. De momento, no tiene más comunicación que la aportada por el Gobierno, aunque si es verdad que esta apertura está condicionada a medidas de higiene y protección reforzadas y con la posibilidad de tener que hacer turnos.
«Por suerte yo puedo entrenarme al aire libre, pero una persona que haga taekwondo lo tiene más difícil», añade.