scorecardresearch

No hay mejor postre que un Mayalde

Dominguín
-

El sexto novillo del festejo de nombre 'Escultor' fue un torrente de bravura, cortándole Mario Aguilar la única oreja del festejo. La novillada, desafío de ganaderías, llenó la plaza. Isaac Fonseca se hizo con el 'Alfarero de Oro'

Espectacular arrancada de ‘Escultor’ del Conde de Mayalde en Villaseca de la Sagra. - Foto: Dominguín

Ya cerrado el ciclo Villaseca del Alfarero de Oro es el momento de hacer balance. La Feria ha tenido varios aspectos positivos, la vuelta de la feria a este taurino pueblo, la presentación del ganado, la expectación generada por los diferentes encastes presentados, la entrega y variedad de los novilleros que han actuado y la masiva afluencia de público. Estamos hablando de la mejor feria de novilladas de este año 2021, donde se han visto a 18 novilleros que se han batido por el preciado trofeo de Villaseca.

Para cerrar el serial, el ayuntamiento optó por organizar una novillada más de lo habitual, una que coronase como colofón la semana taurina. Seis novillos de seis ganaderías muy significativas, seis encastes diferentes, seis hechuras distintas, cada uno dentro de lo representativo de cada casa.

La novillada transcurría sin llegar a emocionar, sin que uno de los utreros desarrollase la condición de embestir con bravura, hasta que sonaron los clarines para dar salida al sexto. De toriles salió ‘Escultor’ novillos de la ganadería toledana del Conde de Mayalde, que contagiado por la ‘Jota Sagreña’ tocada magistralmente por la banda de música local, empezó a embestir a los engaños de manera descomunal. Aguilar que había porfiado con un nada bueno animal de Prieto de la Cal, salió espoleado sabedor que este era su último cartucho.

Isaac Fonseca se hizo con el título del 'Alfarero de Oro'.Isaac Fonseca se hizo con el título del 'Alfarero de Oro'. - Foto: DominguínLo lució en el caballo, dejándolo de largo y yendo el castaño de Finat en varias ocasiones con fijeza y bravura hacia el equino. El público murmuraba que algo grande estaba por pasar. Además, la intervención de José Otero con los palos ayudo a caldear el ambiente, de nuevo como el día anterior, sonó la banda de música para que el peón ejecutase la suerte con maestría (fueron seis actuaciones en toda la feria).

‘Escultor’ permitió que Aguilar bordara el toreo. Eso que sólo lo puede permitir una embestida brava y codiciosa que repetía una y otra vez por ambos pitones. El astado colocaba la cara, la encajaba y salía de los embroques fijo en volver a repetir cada vez que el mejicano le citaba con los flecos de la muleta. Los tendidos estaban enloquecidos y no es para menos, ver un animal tan bravo entregar su vida y venderla cara, es algo que no se ven todas las tardes. Mario Aguilar le bajó la mano y ligó tandas antológicas con remates largos. Le propino al astado una casi entera y el público le pidió la oreja que la presidencia concedió.

Al final ‘Escultor’ fue declarado por el jurado el mejor novillo del desafío, pero podría haber sido elegido el más bravo de todo el Alfarero 2021. La ganadería del Conde de Mayalde esta en alza, sus productos suelen ser extraordinarios y así lo demuestran en la plaza cada vez que se lidian. Una pena no ver por los tendidos al ganadero Rafael Finat, que hubiese recibido muchas felicitaciones de una afición que reclama ya para el próximo certamen una novillada picada del Castañar.

Aguilar supo aprovechar las embestidas del astado de Mayalde.Aguilar supo aprovechar las embestidas del astado de Mayalde. - Foto: DominguínEl resto del festejo tuvo la variedad de ver en primer lugar un Miura, agalgado, alto zancudo y cómodo de cara que le pudo a Cabrera coger y herir, aunque la paliza tras recibirlo le pasó factura todo el festejo. Maltrecho volvió a la cara y a fuerza de exponer y llevar al astado muy tapado le arrancó algunos muletazos meritorios. Recibió una ovación del respetable al acabar con el que le obligó a saludar desde el tercio.

El segundo un serio novillo de Partido de Resina, alto y astifino, que recibió una ovación de salida. El albaceteño Cristian Pérez supo sacarle las buenas embestidas sin emplearse que le ofrecía el antes Pablo Romero. Desde el centro citó al novillo que se pasó por la espalada a escasos centímetros de su figura. Toreo de clase y entrega, firme y aguantando la seriedad del utrero que conectó con los tendidos. Ceñidas manoletinas que prepararon al novillo para la suerte suprema. El fallo con los aceros le privó de un posible trofeo a Pérez.

Un jabonero de Prieto de la Cal salió por chiqueros en tercer lugar. Serio y cuajado, embistió a arreones a la capa de Aguilar. No llegó a imponerse al poderoso novillo que tuvo en vilo al público en cada muletazo que ofrecía emoción, pero poca bravura. Peligroso en el final de la faena, supo aprovechar el mejicano un descuido para dejarle media que valió para pasaportarle.

Asi recibió José Cabrera a su primero de la tarde.Asi recibió José Cabrera a su primero de la tarde. - Foto: DominguínUn enjuto Victorino, embarcó el ganadero a Villaseca. Protestado de salida, tuvo la condición característica del encaste de embestir por bajo y buscar siempre los tobillos de los toreros. Había que estar muy ágil y firme con él. Tras el tercio de banderillas, Cabrera se dispuso a lidiarle, costándole ver que el pitón potable del cárdeno del encaste de Albaserrada, era el izquierdo. El utrero no quería nada por alto, ni los pases de pecho. Cuando vio el novillero la clase que tenía el astado por naturales, tiró de él siempre por bajo. Pudo reventar aquello, pues si hubiese tirado más largo del astado con la pañosa, y ligado por bajo tres o cuatro tandas de naturales, la faena hubiese estado hecha. La cogida de salida a Cabrera, le empezó a pasar factura y hubo momentos en los que se le vio con falta de aire. La suerte suprema no fue breve, pese a lo cual el público respetuoso silenció su labor.

Un cuajado novillo de Cuadri salió en quinto lugar al ruedo de Villaseca. Ovación de salida por su presencia y vistoso, y algo exagerado tercio de varas. El novillo pese a ir de punta a punta del ruedo no conseguía ser picado en condiciones, por lo que medir sin castigo la bravura, es simplemente una suposición del espectador. Bien Pérez con la muleta, tirando con la diestra del utrero de Cuadri, que repetía y seguía con codicia las telas del albaceteño. El toreo al natural, también fue de importancia, con encaje y gusto, fallo con el acero y se silenció su labor.

Cristian Pérez citando al de Partido de Resina.
Cristian Pérez citando al de Partido de Resina. - Foto: Dominguín

ARCHIVADO EN: Música