Alertan de la intención del Gobierno de hacer un trasvase en el Tajo medio

J. Monroy / Toledo
-

La Red Ciudadana por una Nueva Cultura del Agua en el Tajo organiza en Toledo su VI Jornadas por el Tajo Vivo, en las que estudian los nuevos ataques que está sufriendo el río

Alertan de la intención del Gobierno de hacer un trasvase en el Tajo medio - Foto: Víctor Ballesteros

Generar información que permita abordar la propuesta de plan de cuenca del Tajo, que finalmente se publicará a finales de 2013, coordinar el trabajo entre ecologistas españoles y portugueses, y establecer las estrategias de trabajo para el próximo año son algunos de los objetivos de las  VI Jornadas por un Tajo Vivo, organizadas durante este fin de semana en el castillo de San Servando por la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo, dentro del marco de la Red Ciudadana por una Nueva Cultura del Agua en el Tajo. Participantes de toda la cuenca, desde su nacimiento hasta Portugal, analizarán conjuntamente los problemas y retos que deberá afrontar el nuevo Plan Hidrológico del Tajo que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha anticipado se publicará en 2013; la información que presentaba el borrador «secuestrado» del plan de cuenca brevemente publicado en 2011 en España; la propuesta del plan de cuenca que han presentado las autoridades portuguesas para el Tajo portugués; así como el análisis de los últimos datos y amenazas conocidas que presentarán los distintos grupos que conforman la red. Las jornadas se iniciaron ayer con la intervención del concejal de Gestión de Servicios, Gabriel González, y un recorrido histórico de la mano del bloguero Eduardo Sánchez Butragueño.
Alejandro Cano, coordinador de la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo, explicó ayer durante la puesta en marcha de las Jornadas que el foco del encuentro estará en el futuro plan de cuenca, que lleva un retraso de dos años, todavía tendrá que esperar al menos uno más, así como las nuevas amenazas que se ciernen sobre el río. Tras lo que definió como un borrador «secuestrado», que estuvo cuarenta y ocho horas colgado en la web de la Confederación Hidrográfica, se están cerniendo nuevas amenazas sobre el Tajo. Los globos sonda lanzados por el Gobierno parecen ir advirtiendo sobre un nuevo trasvase en el Tajo medio, a la altura de Valdecañas, así como de la posibilidad de que se bombeen las aguas reutilizadas de Madrid «para que por Aranjuez pase más agua, no más Tajo». Son, a juicio de la Plataforma, «ocurrencias del siglo pasado, de hace sesenta años, cuando no había legislación ambiental». De ahí que los ecologistas tengan que estar preparados para cuando salga el plan.
Además, hay ya nuevas agresiones en el Tajo medio, como son la proliferación de campos de golf o la urbanización de la isla de Valdecañas, paralizada por los juzgados. «Y tenemos el problema de que la legislación ha cambiado de tal forma que parece que los refugios de fauna van a tender a desaparecer», denunció también Cano, quien finalmente hizo hincapié en los perjuicios de la privatización del agua. De esta forma, explicó el coordinador de la Plataforma, «lejos de recuperarse algo de confianza en la cuenca del Tajo, hay más presiones y más amenazas».
Otro de los puntos fuertes de la jornada de hoy será el borrador «secuestrado», que según Cano «decía cosas que todos sabíamos que existían, porque las cifras, los datos y la evidencia está ahí». A su juicio, «no era ninguna panacea, pero que en una Confederación Hidrográfica con tanto oscurantismo, que ponía los recursos del Tajo de la Confederación del Segura, que por una vez se reconozca que el Tajo está cadavérico, es una noticia importante». Se trata de algo que no sólo los ecologistas llevan diciendo desde hace tiempo, sino que Luis Moreno Nieto llegó a anunciar en los años 70. «Y en vista de los datos de la Confederación, se constata que o hay trasvase, o hay río», advirtió Cano.
Las Jornadas están abiertas a la participación del público en general, que podrá encontrar en ellas información del actual estado de los ríos de la cuenca del Tajo. La idea, explicó Cano, es poner a su disposición todas las alegaciones que vaya haciendo la Plataforma, para que los ciudadanos colaboren. «Porque el Ministerio sabe que durante los últimos años se está organizando en la cuenca del Tajo una masa crítica, y eso también es novedoso para ellos», concluyó.