scorecardresearch

Varios sacerdotes vinculados a Toledo repudian el videoclip

La Tribuna
-

La polémica por la grabación, defendida por el deán pero rechazada por el arzobispo, atraviesa al clero de la archiodiócesis con una respuesta mayoritaria en contra. Los feligreses promueven por las redes sociales un acto de desagravio el domingo

Varios sacerdotes vinculados a Toledo repudian el videoclip - Foto: Víctor Ballesteros

Se suceden las muestras de rechazo tras conocerse el contenido del videoclip de Ateo, grabado en el interior de la catedral de Toledo. El descontento expresado por el arzobispo primado, Francisco Cerro, ha sido secundado por diferentes párrocos y sacerdotes que ejercen su ministerio en la provincia eclesiástica. Las críticas en el entorno eclesiástico más próximo a la sede metropolitana son casi unánimes y ahondan en el mensaje contrario a los valores religiosos que difunde la grabación realizada dentro del emblemático templo. A través de sus perfiles en redes sociales, distintas voces del clero toledano se han apresurado a lamentar la elección de un emplazamiento señero para la Iglesia como decorado de una pieza musical que reinterpreta algunos de los valores de la fe cristiana.

El sacerdote Félix G.M. Bartolomé, también miembro del Cabildo catedralicio (la institución que autorizó la grabación y que la ha defendido en la mañana de hoy), ha manifestado su «gran indignación» por un material «que ofende gravemente a Dios y la dignidad del Templo». Además, Bartolomé ha reflejado a través de su cuenta personal en la red social Twitter su desconocimiento previo sobre los hechos. «Ignoraba totalmente la grabación de este video». Por último, el clérigo ha manifestado su «desacuerdo con la nota publicada personalmente» por el deán Juan Miguel Ferrer, un texto que defiende «un diálogo sincero con las manifestaciones culturales del momento». Más ministros de la diócesis primada, como Francisco J. Delgado, se han sumado a la indignación.

Más allá del clero, la feligresía toledana, a través de perfiles particulares, promueve un «acto de reparación» por lo que consideran una ofensa contra su fe para la noche del domingo. La convocatoria, prevista para las 21.00 horas del domingo, consistirá en un rezo del rosario con una vela por participante en la plaza del Ayuntamiento.