El 'Alex' desafía a Italia y atraca en Lampedusa sin permiso

EFE
-

'Mediterranea' desoye la prohibición del Gobierno y consigue llegar sin incidentes a los muelles portuarios, alegando que se trata de un caso de extrema necesidad

Lampedusa impide el atraque de dos barcos de rescate - Foto: GUGLIELMO MANGIAPANE

El barco Alex de la ONG italiana Mediterranea con 41 inmigrantes a bordo rescatados en el Mediterráneo central el jueves, llegó hoy al puerto de la isla de Lampedusa sin permiso, pese a la prohibición del ministro del Interior, Matteo Salvini.
La nave, un velero de 20 metros de eslora, accedió a aguas territoriales italianas y finalmente atracó en Lampedusa, con todos los inmigrantes hacinados en su cubierta, protegiéndose del sol con mantas térmicas, según pudo verse en una retransmisión de la ONG.
Italia no permitía entrar en el puerto de la isla de Lampedusa (sur) a las embarcaciones de la ONG alemana Sea-Eye, con 65 inmigrantes, y a la de la italiana Mediterranea. La orden responde a la decisión del ministro del Interior italiano, el ultraderechista Matteo Salvini, de impulsar una política de puertos cerrados a las naves de las organizaciones humanitarias que salvan vidas en el Mediterráneo, a las que acusa de fomentar la inmigración irregular. Ante la prohibición, la tripulación de la ONG italiana ha decidido ignorar la orden y se ha adentrado en el puerto de Lampedusa, por tratarse de un caso de extrema necesidad.
La nave Alan Kurdi, bautizada así en memoria del niño sirio ahogado en 2015 en aguas turcas, salvó ayer viernes a 65 migrantes en aguas internacionales frente a Libia y ha puesto rumbo a Lampedusa por considerarlo el puerto seguro más cercano. Por otro lado, 41 migrantes permanecían hacinados en el velero Alex de la ONG italiana Mediterranea, una embarcación de pequeñas dimensiones y sin instalaciones suficientes para tantas personas, como baños. El jueves fueron rescatadas 54 personas frente a Libia y un día después tuvieron que ser evacuadas 13 por razones médicas: 6 mujeres, entre ellas 4 embarazadas, 2 hombres, 4 niños menores de un año y otro de 12 años, indican fuentes del Gobierno italiano.

 

Enfrentamiento con el Gobierno italiano

El caso de esta embarcación se ha convertido en un tira y afloja entre la organización humanitaria y los Gobiernos de Italia y de Malta, ya que cuenta con el permiso de desembarcar a los migrantes en el puerto de La Valeta. Mediterranea consideraba "insensato" que les hicieran viajar con 41 personas a bordo más la tripulación -el barco tiene capacidad para 18- hasta Malta, a más de 90 millas de distancia (unos 144 kilómetros), y no les dejasen llegar a Lampedusa, a solo 12 millas (unos 20 kilómetros).
Mientras se resolvía su situación y antes de el atraque, Italia envío al barco de Mediterranea algunos víveres: 34 cajas, 54 menús, casi 200 mantas térmicas y 4 paquetes de desinfectante.
Además Italia confirmó a la embarcación su disponibilidad a escoltarla con barcos militares hasta La Valeta con el transbordo de migrantes a naves más seguras, a cambio de que el velero entre en el puerto y se someta a los controles de las autoridades. El Ministerio de Salvini señaló que la ONG había rechazado esta posibilidad y lo consideraba una "exigencia de impunidad", es decir, que sospechaban que Mediterranea no quería llevar a Malta a los migrantes por temor a que le confiscaran la embarcación.