scorecardresearch

La nueva estación de AVE abre la puerta a un nodo logístico

F. J. R.
-

Las antiguas vías del tren de mercancías se encuentran a escasos metros de la posible ubicación del edificio y su conexión con Algodor supondría una mínima inversión

La nueva estación de AVE abre la puerta a un nodo logístico

Toledo dejó de tener servicio de tren de mercancías en 2005. La llegada de la línea Avant supuso el fin del ancho de vía tradicional, en favor de la alta velocidad, y las antiguas traviesas murieron a escasos kilómetros de entrar en el polígono industrial de la ciudad.

Ahora, 17 años después, y tras ser una petición muy demandada por los empresarios de la provincia, Toledo puede estar cerca de recuperar el tren de mercancías de la misma forma que lo perdió, con el AVE.

Y es que, el proyecto de unir Madrid con Lisboa, pasando por Extremadura y renovando sus vetustas comunicaciones, incluye una parada en la capital de Castilla-La Mancha que, casualidades del destino, abre la puerta para que Toledo pueda contar con un nodo logístico ferroviario.

De momento todo son buenas intenciones, pero al igual que tanto Junta, como Ayuntamiento, como Ministerio de Transporte, han reconocido la buena «sintonía» que hay entre todos para que el AVE a Lisboa tenga una estación distinta a la ya existente de Santa Bárbara, el hecho de emprender una obra semejante es lo que da más fuerza a que, con una mínima reconstrucción de vías, se pueda volver a conectar a Toledo con el servicio tradicional de mercancías.

Una vez descartado que el AVE a Lisboa pase por las faldas del Casco y cruce Safont en dirección a Buenavista, la opción es que se levante una segunda estación a la entrada del barrio de Santa María de Benquenerencia.

Allí, en la zona denominada Valdecaba Baja, o sus alrededores más próximos, es donde se estudia ahora construir la parada del AVE. Y es precisamente a escasos metros donde el antiguo trazado ferroviario de mercancías desapareció en 2005.

El trazado de esas traviesas se ve perfectamente en una imagen aérea, y desemboca en un par de kilómetros en la estación y poblado ferroviario de Algodor.

Esa instalación se encuentra en el término municipal de Aranjuez. Pertenece a la comunidad de Madrid y, sus escasos vecinos, llevan años de lucha para tratar de contar con unos servicios dignos de recogida de basura y abastecimiento de agua.

Con la construcción de una segunda estación de AVE en Toledo y la posibilidad de recuperar con una inversión mínima el tren de mercancías, la estación de Algodor volvería a tener un uso como antaño, nada que ver con el aparcamiento de trenes y escenario para series y películas en el que se ha convertido.

Con todo, esta es la intención que se maneja desde Toledo, pero de momento no se ha confirmado nada desde Madrid, que es donde el anteproyecto del trazado del AVE a Lisboa está tomando forma.

Junta de Castilla-La Mancha y Ayuntamiento de Toledo presentaron de la mano sus alegaciones, en las que su primer objetivo se ha logrado sin paliativos. El AVE iba a desembocar inicialmente en Santa Bárbara, en una estación anexa mediante una pasarela de cristal y acero a la actual, y cruzaría el río a la altura de Safont -bien por un túnel o un viaducto- en dirección la zona de Bargas. La obra supondría un impacto visual tremendo en el icono que supone la contemplación desde esa zona del Casco Histórico, y es por eso que se desechó.

El segundo objetivo de Junta y Ayuntamiento fue, una vez que el AVE no pasa ya cerca del Casco, construir una segunda estación a la entrada del Polígono. Está prácticamente hecho, pero falta que apruebe la viabilidad técnica de la ubicación para el OK definitivo. 

Y, por último, un objetivo,  planteado por el Ayuntamiento y aún por concretar pero muy viable, sería un nodo ferroviario con el que Toledo se colocaría como uno de los puntos logísticos clave de la península. Paso a paso.