"La FP privada es complemento de la pública, no competencia"

La Tribuna
-

El director del centro privado de Formación Profesional, Iván Fernández Grajera, califica de «planteamiento equivocado» las declaraciones de CSIF en las que dice que la FP pública se ve mermada por la privada

Edificio central de Ébora Formación

Iván Fernández Grajera, director del centro privado de Formación Profesional específica Ébora Formación, califica de «planteamiento equivocado» el realizado por el sindicato CSIF en rueda de prensa hace unos días por los representantes sindicalistas Juan José Losana, Ada Ruiz y Enrique de la Rosa. En ella, recriminaban que la educación pública en Talavera y su comarca «se ve mermada mientras la administración apuesta en Formación Profesional por la enseñanza privada», alegando también que aparecen en centros privados ciclos formativos que desaparecen en los públicos.
Desde Ébora Formación no piensan igual y quieren dejar claro que los institutos de FP privados «no somos competencia del sector público, sino un apoyo, un complemento», y achacan estas declaraciones del sindicato al desconocimiento, ya que «nosotros como centro privado tenemos que cumplir unos requisitos, hacer una inversión económica que no viene de la Consejería», explican, a la vez que destacan la alta inversión empresarial y el riesgo, lo que a su vez supone generar empleo. «Autorizar un centro privado que cumple toda la normativa es un derecho, no un privilegio», dice en nota de prensa.
Desde Ébora Formación hemos realizado destacan la importante inversión económica privada para la implantación del Grado Superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear, no solo en instalaciones, sino también en maquinaria. “Somos el único centro a nivel nacional que cuenta con la maquinaria de rayos propia para que nuestros alumnos hagan las prácticas. Y no nos regalan nada, nosotros hemos invertido solo en esta partida más de 300.000 euros para que el alumnado tenga la calidad que se merece, con maquinaria sin radiación según la normativa». A esta inversión se añaden otros 300.000 euros destinados a adecuar las instalaciones para impartir esta formación, lo que implica una suma total de 600.000 euros de inversión total para este ciclo.
Box de radiografía con telemando de Ébora FormaciónBox de radiografía con telemando de Ébora FormaciónPor otro lado, y para homologar el grado de TAFAD a su nueva denominación e itinerario formativo como TSEAS (Técnico Superior en Enseñanza y Animación Sociodeportiva), en el centro privado Ébora Formación están construyendo un Complejo Deportivo que a día de hoy cuenta con dos campos de fútbol con una inversión de 800.000 euros, dos pistas de tenis con un aporte económico de 150.000 euros, una pista multiusos por 100.000 euros, a lo que hay que sumarle el acondicionamiento del terreno con un coste de 150.000 euros, un total de 1,2 millones de euros «que salen del fruto del trabajo y esfuerzo de un equipo que lucha cada día por el sueño de los alumnos. Esto no es que la Consejería apueste por nosotros, sino que autorizar un ciclo en un centro que cumple los requisitos es un derecho. No nos regalan nada, invertimos para que el alumnado tenga la calidad que se merece».
público y privado. El director de Ébora Formación, Iván Fernández Grajera también considera «planteamiento equivocado» por parte del sindicato las declaraciones referidas a la autorización de grados a centros privados en detrimento de la red pública. Así, insiste en que «no somos competencia del sector público, sino un apoyo; hacemos un trabajo conjunto en pro de la cualificación de futuros profesionales, vamos de la mano». El director de Ébora Formación añade que entre lo público y lo privado «no hay diferencia en cuanto a obligaciones y funcionamiento, la diferencia radica en el alumnado. Nosotros damos cabida a aquellas personas que no pueden acceder a la red pública». Y recuerda que en Ébora Formación, cada curso, «nos tenemos que ganar las matriculaciones».
Por ello, Iván Fernández Grajera y, por extensión, el equipo directivo de Ébora Formación, concluyen que «la formación privada llega donde no puede hacerlo la pública», e invitan al sindicato a sentarse en una mesa de diálogo para conocer la realidad de la formación profesional privada.
Una buena prueba de esta declaración de intenciones lo constituye el último número del magazine Study&Enjoy que edita Ébora Formación, recuerdan. En él, se puede leer en portada un Público&Privado que rompe las reglas establecidas y los estereotipos; y, para ilustrarlo, tanto en portada como en interior la revista publica un reportaje sobre la buena relación existente entre una opción de FP pública como el IES Puerta de Cuartos y la opción privada que representa este centro.