45 millones en construir en Toledo una planta fotovoltaica

J. S.
-

El parque solar, que se ubicará próximo a la hípica de Toledo, tendrá una potencia de 65,44 megavatios. Permitirá abastecer de energía renovable a toda la capital regional y garantizará el suministro al crecimiento tanto residencial como al industria

45 millones en construir en Toledo una planta fotovoltaica

Una planta fotovoltaica de 65,44 megavatios de potencia nominal de salida. Este es el proyecto que Ictio Toledo Solar tiene previsto desarrollar cerca del polígono industrial de Toledo y en el que invertirá entre 40 y 45 millones de euros. En la actualidad, la compañía ha solicitado la Evaluación de Impacto Ambiental y la autorización administrativa para el desarrollo de las dos fases de la planta -una de 50 megavatios y otra de 15,44 megavatios- que se ejecutarán y entrarán en funcionamiento al unísono.
«Esperamos que las autorizaciones que permitan comenzar con las obras lleguen en la primera mitad del próximo año», explica Pedro Targhetta, director de desarrollo de Ictio Centauro, la sociedad matriz de la que depende Ictio Toledo, la sociedad vehicular que promueve y gestionará la planta toledana. El plazo de ejecución de los trabajos para lograr su plena operatividad, una vez logradas las pertinentes autorizaciones, oscilará entre los 9 y 12 meses.
El parque solar permitirá que toda la energía eléctrica de la que se abastezca la capital regional sea cien por cien renovable. Y es que a pleno rendimiento producirá la energía equivalente al consumo anual de cerca de 45.000 hogares.
Esta nueva instalación de generación se ubicará en el término municipal de Toledo y ocupará una superficie de 103 hectáreas situadas en los parajes conocidos como ‘Dehesa de Ahín’ y ‘Mil Hombres’, al sur de la carretera N-400, junto a la hípica de Toledo. Precisamente en este punto arrancará el vial de acceso, que tendrá una longitud de 2,8 kilómetros y permitirá el tránsito de vehículos pesados. El suelo donde se ubicarán los paneles solares ha sido arrendado a sus propietarios.
Su puesta en servicio permitirá además acabar con el déficit de potencia eléctrica y energización existente en el actual polígono industrial y que ya denunciara hace unos años el gerente de Extrusiones Toledo. A todo esto hay que añadir el nuevo suelo industrial, cuyo plan parcial (PP-11) está incluido en la modificación puntual 29 del Plan General de Ordenación Urbana de 1986, que tramita el Ayuntamiento de Toledo y que está en fase de contestación de alegaciones.
Las necesidades de suministro de energía de dicha ampliación requieren una nueva acometida eléctrica de forma que se garantice el suministro a las empresas que allí se instalen puesto que la actual subestación situada en las proximidades del barrio de Azucaica tiene ya limitada su capacidad de expansión. Esa nueva acometida vendrá resuelta por la subestación que incluye el proyecto toledano de Ictio Toledo Solar en unos terreno adyacentes al PP-11 y que será cedida a Iberdrola. Asimismo, la construcción del proyecto fotovoltaico y sus infraestructuras eléctrica posibilitará el suministro al nuevo hospital de Toledo.
«La planta garantizará el suministro eléctrico para los futuros crecimientos de la ciudad de Toledo tanto a nivel de habitantes como a nivel industrial», subraya Targhetta.
Ictio Toledo Solar, empresa detrás de la cual está Aleph Capital, fondo de inversión controlado por Alfonso Botín, barajó hasta cinco alternativas para instalar la planta. Las ubicaciones preseleccionadas, además de la capital regional, fueron las de Calera y Chozas, Herencias, Talavera y Orgaz. Finalmente la compañía se inclinó por la opción de Toledo, «dado que se mantiene fuera de figuras de protección medioambiental», según figura en el documento elaborado por la consultora Ideas Medioambientales y que se fue presentado ante la Viceconsejería de Medio Ambiente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha junto con la documentación que integra la solicitud del documento de alcance del estudio de impacto ambiental.
«Aleph Capital ha realizado una fuerte apuesta por las energías renovables, principalmente por la fotovoltaica, que es la que menos impacto provoca», explica Pedro Targhetta, que considera que el auge de las  planta de energía fotovoltaica se debe a que los costes de inversión se han reducido considerablemente.
«Hoy en día ya puedes vender energía a precios más competitivos que algunas fuentes de generación tradicionales como el ciclo combinado y el carbón. Ya no dependes de las primas y esto te da estabilidad», concluye.
también en albarreal. La planta de Toledo no es la única que Ictio Centauro promueve en Toledo y en Castilla-La Mancha. También se encuentran en tramitación otra instalación similar en Albarreal de Tajo, también de 49,9 MWp, así como en las localidades ciudadrealeñas de Manzanares y Alcázar de San Juan.
Para permitir la evacuación de la energía producida por los paneles solares será necesario tirar una nueva línea eléctrica de conexión dividida en dos tramos, ambos aéreos. El primero discurrirá entre la planta fotovoltaica  y la subestación de nueva construcción y el segundo, que salvará el cauce del Tajo, enlazará este punto intermedio con la línea Toledo-Aceca ya existente a la altura de Azucaica. La longitud total de la línea será de 6.125 metros.
La planta fotovotaica, que tendrá una vida útil de hasta 40 años,  creará 15 puestos de trabajo relacionados con las tareas de gestión, operación y mantenimiento de la instalación. A estos empleos habrá que sumar los que se generen durante el período de construcción, que oscilarán entre 200 y 300.