«El aeropuerto MadridSur es necesario; no se puede decir no»

J.M.
-
Uno de los hangares del aeródromo de Casarrubios del Monte. - Foto: Yolanda Lancha

Air City Madrid Sur defiende la perentoriedad de un segundo aeropuerto en Madrid y la única opción de Casarrubios. «O se hace o el centro peninsular está abocado a grandes problemas operativos», dicen


La disposición de un segundo aeropuerto para la ciudad de Madrid ha figurado en muchas agendas, pero por primera vez ha nacido una idea de empresas propias del sector aeronáutico, según relata el consejero delegado de Air City Madrid Sur, Javier Ruedas. «Es importante y para tenerlo en cuenta», aseveró sobre la idoneidad del proyecto en el que están embarcados European Flyers, (perteneciente a un grupo aeronáutico potente), Gamt Consultoría y Desarrollo, (la encargada de gestionar la ampliación del aeropuerto), Aviation Pasiphae, (una consultora internacional muy experimentada y creada por el exministro, ex consejero delegado de OHL y expresidente de Vueling, Josep Piqué). Además, está asociada también la empresa Aerohobby, propietaria actual del aeródromo de Casarrubios del Monte.
Ruedas está convencido de la consecución del proyecto, además, por la necesidad del aeropuerto de Madrid-Barajas y de las aerolíneas, principalmente ‘low cost’, así como del resto del sector, de una infraestructura que haga multiplicar la oferta , teniendo en cuenta la congestión de Madrid con el aterrizaje de 70 aviones a la hora. «Hay una necesidad imperiosa de que se haga», manifestó. Y agregó: «O se hace este aeropuerto o el centro de peninsular estaría abocado a tener grandes problemas operativos y de conectividad aérea, con lo que afecta a una industria tan importante y al ciudadano de a pie».
Al respecto, el representante de esta agrupación de empresas puso como ejemplo que si el aeropuerto de Barajas tuviera que cerrar el espacio aéreo por cualquier circunstancia anómala, sería dífícil la reubicación de los vuelos internacionales e imposible en los vuelos de corto alcance.
«Este aeropuerto cumple otro objetivo importantísimo: poder ser alternativa y mantener la conectividad de la Península en caso de una contingencia climatológica o la que fuere, si hubiera de cerrar Barajas. Es que esto es muy importante. Esta infraestructura es más que necesaria, no se puede decir que no», hizo hincapié.
El aeródromo funciona desde hace unas tres décadas con unas cifras mareantes en el sector. «Si hubiéramos tenido 500 metros más de pista, la aviación ejecutiva de todo el centro peninsular estaba aquí, sin duda», subrayan fuentes del aeródromo.
Por último, la aviación está experimentando un crecimiento «desorbitado» aunque el aeródromo de Casarrubios registra datos espectaculares desde hace mucho años. En 2007, fueron contabilizadas 100.000 operaciones (vuelos) en esta infraestructura, mientras que en Cuatro Vientos hubo 64.000.
La crisis económica propició una reducción de estas cifras, pero la remontada ha llegado desde 2015. Los drones, por ejemplo, probablemente generen una nueva rama de negocio para las instalaciones aeronáuticas en un futuro cercano.