Una convivencia de 100 años en adelante

Jaime Galán
-

La alcaldesa Milagros Tolón entregó a la Escuela Central de Educación Física una placa conmemorativa por su centenario en la ciudad. Tolón fue también reconocida con dos distintivos

Una convivencia de 100 años en adelante - Foto: Yolanda Redondo

«A sus puertas un día nació, Toledo late en mi corazón, con su honra, brillo y su razón…», con esta estrofa del himno de la Escuela Central de Educación Física inició su discurso de agradecimiento Pedro Linares, el coronel director de la institución en honor a la placa conmemorativa que recibió en presencia de la alcaldesa. Este reconocimiento a la labor desempeñada por la ECEF durante 100 años fue presenciado por representantes militares, de la Guardia Civil, de la Policía Nacional y de otras autoridades de la ciudad. A su vez, la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, recibió un distintivo de profesor por parte del general José María Millán, director de la Escuela de Guerra del Ejército de Tierra, por «enseñarnos a todos el amor y el cariño de los españoles a sus Fuerzas Armadas», y otra placa «más sencilla», como calificó Linares, en honor a todos los miembros que han pasado y actualmente permanecen en la Escuela Central de Educación Física. 
Milagros Tolón recordó que el motivo principal por el que la ECEF recibe esta placa conmemorativa es porque hace seis meses ya recibió el galardón de la medalla de oro de la ciudad de Toledo. La alcaldesa insistió en este reconocimiento como un premio a la contribución especial que durante 100 años ha realizado la escuela militar en la ciudad imperial. Tolón habló de que a una ciudad rica en cultura y patrimonio, la ECEF le ha otorgado más riqueza en otros aspectos como el deporte y la historia militar, a la vez que se comprometió en nombre de todos los toledanos «a seguir colaborando junto a esta institución, reconociendo su gran labor en la ciudad, tanto en el pasado como en el futuro». A propósito de este acto, Milagros Tolón quiso reconocer como símbolo militar el gimnasio de San Lázaro, 2porque fue el primer gimnasio de la ciudad, además del germen de la Escuela Central de Educación Física».
El segundo de los distintivos que recibió la Alcaldesa lo hizo en manos del coronel director Pedro Linares con un «inmenso cariño» de parte de «todos los miembros que han sido y son de esta escuela, de las fuerzas armadas, guardia civil y cuerpos nacionales de policía, personal extranjero 155 y personal civil 145 que también se han formado en nuestras instalaciones». El coronel celebró así la «indisoluble» unión con la ciudad, a la que agradeció la colaboración estrecha durante estos 100 años, y auguró un futuro «de sinergia y convivencia en el que ambos saldrán fortalecidos».
Este acto simbólico entre las dos instituciones fue celebrado en un ambiente festivo debido a la conmemoración de la Carrera del Centenario que tuvo lugar en las mismas instalaciones de la Academia de Infantería a lo largo de la mañana.