Fedeto pide a los políticos que miren bien lo que prometen

L.G.E.
-
Fedeto pide a los políticos que miren bien lo que prometen - Foto: Yolanda Redondo

De cara al año electoral que se avecina el presidente de Fedeto sabe lo que no quiere: «Lo que se promete sin presupuesto, sale siempre del mismo sitio, de las empresas»

Cuidado, que vienen curvas. Los empresarios de la provincia de Toledo celebraron el viernes su cena de fraternidad de todos los años con la entrega de los premios Fedeto. Pero ya tienen un ojo puesto en el año electoral que se avecina para 2019, que como poco tendrá comicios municipales, autonómicos y europeos... y tampoco sería raro que se hiciera pleno con las generales. Por eso en su intervención, el presidente de la patronal provincial, Ángel Nicolás, aprovechó que había unos cuantos representantes políticos escuchándole y les dejó claro lo que no quiere oír en campaña.
«Desde Fedeto queremos avanzar la primera propuesta: que no se prometa al ciudadano aquello que no se pueda cumplir sin presupuesto», exigió, «lo que se promete sin presupuesto, sale siempre del mismo sitio, de las empresas». Ymuy relacionado con el tema de los presupuestos, recordó a los cargos públicos que cuando un empresario tiene uno bueno, puede incurrir en gastos, pero cuando no es así, no se puede permitir entrar en déficit.
El caso es que el galardón institucional tuvo un componente muy político, aunque a la vez se extiende para toda la sociedad, porque el reconocimiento fue para la Constitución española. De forma honorífica este premio lo recogieron Gonzalo, Paola y Jorge, que nacieron un 6 de diciembre, al igual que la Carta Magna, pero de los años 1995, 2008 y 2010.
«Debemos cuidar a la Constitución, respetarla y sentirnos orgullosos de ella», expresó Nicolás, «se ha mostrado muy eficaz en momentos buenos y de inestabilidad». Aprovechó además para hacer repaso de los artículos más ‘empresariales’ de la Carta Magna y se llevó los aplausos de sus compañeros empresarios cuando los hiló con medidas que cuestiona como la subida de las cotizaciones a la Seguridad Social o del salario mínimo profesional.  
¿Y si los empresarios se vuelven sosos? También una ovación se llevó (y unos cuantos empresarios se pusieron en pie) María Jesús Carrillo, que habló en nombre de los premiados. Ella se llevó el galardón como presidenta de la Asociación de Empresarios de Centro de Educación Infantil de Toledo. Se notaba que creía en lo que decía cuando predicó a los empresarios tirando de una frase de Jesús, sí del Evangelio: «Vosotros sois la sal de la tierra, si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salará?».
«Hemos pasados tiempos complejos y seguro que cualquiera de nosotros ha sentido el deseo de tirar la toalla, pero cada uno de nosotros somos pequeños líderes», les exhortó, «todos tenemos el derecho a desfallecer, por supuesto, pero es más fuerte el deber de continuar. Si nosotros nos volvemos sosos, ¿quién va a salar el mundo?»,