Sustraídas 50 toneladas de corcho de terrenos públicos

J.M.
-
Sustraídas 50 toneladas de corcho de terrenos públicos

El alcalde de Las Ventas de San Julián denuncia la desaparición de corteza de alcornoque por valor de 216.000 euros de tierras de la Junta y de la CHT

Los municipios pequeños de comarcas como la Jara y la Campana de Oropesa utilizan los terrenos públicos para obtener pingües beneficios con el alquiler para la caza o para sacar cualquier materia prima. Por eso, ha dolido sufrir un robo en unos terrenos de esta zona que reportará abundantes ganancias para el autor. El alcalde de Las Ventas de San Julián, Federico Arroyo, frecuenta el embalse de Navalcán, de donde se abastece su municipio y otros de la Campana de Oropesa. Recientemente, paseaba por este bello paraje de la provincia y advirtió perplejo que había desaparecido la corteza de 200 alcornoques plantados en terrenos públicos dependientes de la Junta de Comunidades y la Confederación Hidrográfica del Tajo. Por ello, ha presentado una denuncia ante la Guardia Civil porque sus cálculos evidencian que el botín es cuantioso: 46.000 kilos de corteza que equivalen a 216.000 euros. Así, por la cara.

Arroyo, alcalde de Las Ventas de San Julián por Izquierda Unida, y el viceportavoz de Ganemos Talavera, Miguel Ángel Sánchez, detallaron ayer a los medios de comunicación los pormenores de este supuesto robo en el campo, donde periódicamente la Guardia Civil lidia con hechos delictivos con diferentes productos. En este caso, la denuncia presentada el 31 de octubre ha sorprendido a la Guardia Civil, a los forestales de la Junta de Comunidades y a la guardería de la Confederación Hidrográfica del Tajo, pero los denunciantes aseveran que la sustracción se debió de hacer a plena luz del día y por manos profesionales en las inmediaciones del embalse de Navalcán y en la Cañada Leonesa Occidental. «El que lo ha hecho sabía cómo hacerlo, porque ha apurado los árboles a conciencia», aseveró Arroyo.

Las cuentas del botín resultan aproximadas, pero se apoyan en licitaciones recientes. De cada árbol se extrae más de 200 kilos de corcho, por lo que hace un total aproximado de 46.000 kilos. Precisamente, la Junta de Comunidades adjudicó por subasta pública corcho de muy buena calidad en el Dehesón del Encinar, un terreno público situado muy cerca del lugar de la denuncia, a un precio de 4,69 euros por kilo. De ahí, la cantidad extraordinaria de 216.000 euros.

La producción de corcho se utiliza principalmente para la industria del vino, concretamente para elaborar los tapones de las botellas. «Este un corcho de muy buena calidad, de los mejores de España», describía en palabras a este diario Sánchez. El descorche de los árboles se repite por periodos de entre ocho y diez años.

«Es lamentable que una comarca tan olvidada y dejada por parte de las administraciones, sufra este expolio de uno de sus recursos más preciados, sin que al parecer nadie sepa nada ni se dé por aludido», lamentaba el grupo Ganemos Talavera en un comunicado. Y agregaba: «Solicitamos que el dinero obtenido por la saca y venta del corcho del Dehesón del Encinar, en manos de la Junta (714 hectáreas, 3.119 pies de alcornoque, 170.367 kilos, por lo que la administración regional ha obtenido un montante de 799.021 euros, más IVA), no se pierda, y repercuta en la mejora de la finca y las instalaciones agropecuarias del Dehesón del Encinar, en lamentable estado de conservación».

Por su parte, el alcalde de Las Ventas de San Julián, una localidad de unos 250 habitantes, pidió que las ganancias por la extracción del corcho del Dehesón del Encinar se destinen a mejorar las instalaciones de esta misma propiedad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, porque, en su opinión, «el día de mañana puede ser un centro de estudios universitarios de ganadería o agricultura».