La red de senderos de Diputación busca revitalizar turismo

Redacción
-

El proyecto que se gestó al comienzo de la anterior legislatura tiene ya 21 recorridos homologados y en uso. La Corporación provincial prepara acciones para «ir más allá»

Los senderos representan una nueva forma de promover el turismo y el deporte en la provincia de Toledo. - Foto: Yolanda Lancha

Fitur de 2016. Siete meses después de que Álvaro Gutiérrez accediera a presidir la Diputación provincial de Toledo se hacía pública una de las líneas de trabajo de su nueva Corporación encaminada a potenciar el conocimiento del patrimonio natural y cultural que atesora la provincia, fomentar el turismo, la actividad deportiva y la salud, en combinación con los programas de desarrollo de zonas rurales, gracias a la promoción del senderismo y sus muchos beneficios.
Empezaba a emerger el proyecto de creación de la Red de Senderos de la provincia de Toledo que, enmarcado en el Plan Estratégico de Turismo, busca dar a conocer el patrimonio cultural y natural, colaborando y apoyando a los ayuntamientos para potenciar los muchos beneficios del ejercicio físico.
Casi cuatro años después, la provincia de Toledo luce orgullosa 21 senderos homologados por la Federación de Deportes de Montaña de Castilla-La Mancha (FDMCM), actor imprescindible para el éxito de esta iniciativa, entre ellos siete pendientes de la entrega de la acreditación, a los que se sumarán en próximas fechas siete recorridos más elegidos con motivo de la convocatoria realizada en marzo de este año y que elevará a 28 el número de propuestas para conocer la riqueza natural, cultural y patrimonial de la provincia dentro de este proyecto.
La responsable del área de Turismo, artesanía y deportes, María Jesús Pérez, resaltaba el «gran impulso» que ha tenido esta iniciativa por la que se ha hecho realidad la «apuesta del Gobierno de Álvaro Gutiérrez» por promocionar a través de senderos los municipios toledanos. «Un servicio más para que los ayuntamientos se promocionen», señalaba la titular del área de Turismo en Diputación, que «poco a poco iremos promocionando más para que también  se disfrute del comercio y la gastronomía por la que pasan los senderos».
Asevera María Jesús Pérez que las posibilidades que ofrece la provincia impulsan a la Corporación provincial a no detenerse en este empeño. «No debemos quedarnos aquí», ratifica Pérez recordando que el senderismo «está de moda» incluso entre los escolares por lo que «tenemos que implicarnos con la demanda de toda la ciudadanía».
Y es que las sensaciones que reciben desde los ayuntamientos y los usuarios de esta oferta son un aliciente para que los responsables de la Diputación provincial perseveren en su compromiso con los municipios toledanos «para ir  más allá y hacer de este proyecto no solo una caminata, sino una promoción  turística, deportiva y gastronómica de la zona por la que pasan».
Una labor en la que tienen que tomar parte los ayuntamientos porque ellos son, en última instancia, los responsables de la conservación y mantenimiento  futuro de los recorridos una vez homologados por la Federación  de Deportes de Montaña de Castilla-La Mancha, sin quien, por otra parte, no se podría desarrollar este proyecto.
Y no son pocas las Corporaciones que se han quedado a las puertas de poder formar parte de esta iniciativa por no reunir, a priori, las condiciones para poder integrarse  en el mismo.Ahora bien, el beneficio que proyecta esta acción, sobre todo teniendo en cuenta la labor de difusión que se realiza, más allá de los canales propios de la  Corporación provincial, a través de la Federación  de Deportes de Montaña de Castilla-La Mancha, ha llevado por ejemplo a Noez y a Almonacid a buscarse sus propios recursos económicos para poder tener un sendero de Pequeño Recorrido (PR) -que así se califican- que se ha incluido en el listado de la Red provincial.
La red de senderos inició su camino con la convocatoria publicada en julio de 2016 en la que se eligieron cinco recorridos. En abril de 2017, continuó esta promoción con otra convocatoria para elegir otros siete senderos, y en abril de 2018 se volvió a hacer una llamada a los ayuntamientos para añadir a esta red siete nuevos trayectos a los que se sumarían dos propuestas que nacerían de la propia Corporación provincial. Yantes de que finalizara la anterior legislatura, en marzo de este año, culminaba la primera fase de este proyecto con una cuarta convocatoria para completar una Red de Senderos provincial con ocho nuevos trazados, uno de ellos elegido por la Corporación provincial, cuyos nombres se conocerán en próximas fechas.
El crecimiento del número de recorridos a seleccionar ha ido emparejado con un aumento de la inversión que se inició con 30.000 euros (2016) y pasó a los 60.000 en 2017 con cargo a las partidas del Centro Cultura San Clemente y el Servicio de Agricultura y Medio Ambiente. En 2018 y también en 2019 la cuantía se elevó hasta los 100.000 euros  ya que se añadieron a las ‘aportaciones’ de San Clemente y Agricultura y Medio Ambiente, otros 20.000 euros de la asignación del área de Turismo.

Circulares y en una jornada. La Red de Senderos de Diputación tiene en común que se trata de circuitos circulares, con origen y fin en  núcleos de población (o en lugares reconocibles), y que se pueden realizar en una jornada.
Los itinerarios están diseñados para su recorrido a pie y discurren sobre caminos tradicionales, vías pecuarias o sendas en desuso, sobre pavimento no asfaltado u hormigonado.
En cuanto a las longitudes, y teniendo en cuenta que se trata de Pequeños Recorridos (PR), varían entre los 8 y los 20 kilómetros, distancia que asegura trayectos de diferente duración y dificultad, para facilitar los diferentes gustos y necesidades de los posibles grupos de usuarios.
El tipo de señalización es  común para todos los senderos, identificativa de la Red y homologada por la FDMCM, según su Reglamento de Senderos.  Eso sí, cada sendero funciona autónomamente y es autoguiado, sin obligación ni necesidad de que haya un guía conduciendo la visita.
Contar con un sendero homologado permite al caminante saber que ese recorrido tiene un mínimo de condiciones y al promotor  que existe todo un universo senderistas nacionales e internacionales que reconoce las marcas como las propias. Y es que, estar homologados por la Federación de Deportes de Montaña supone poder contar con la experiencia federativa de más de 30 años trabajando sobre el marcaje de senderos.
Para que el recorrido tenga además del componente deportivo uno instructivo,  en el comienzo del trayecto se exhibe un cartel el principio y el fin del itinerario, y se reparten a lo largo del mismo otros carteles interpretativos situados en aquellos lugares desde donde se observan aspectos naturales, históricos o culturales de relevancia, y que sea interesante resaltar sobre los demás.  
Por otra parte, Diputación, a través de la empresa a la que se adjudicó la instalación de señalización -al margen de la reglamentaria de la FDMCM-, puso en marcha una aplicación para dispositivos móviles que mediante los códigos QR, distribuidos en los paneles de información de los senderos, permite a los senderistas descargarse información a lo largo del trayecto.