Fernández apuesta por el deporte de base y saludable

Á. de la Paz
-
Fernández apuesta por el deporte de base y saludable

El número uno de Unidas Podemos Izquierda Unida al Ayuntamiento de Toledo lamenta el uso que hacen los clubes privados de ciertas instalaciones y plantea reformas en los edificios

La candidatura de Unidas Podemos Izquierda Unida para el Ayuntamiento de Toledo proyecta un cambio de modelo a la gestión del deporte municipal que se ha venido realizando en la ciudad en los últimos años. El máximo representante de la confluencia explicó que la salud es la base sobre la que se sustenta su propuesta deportiva. José María Fernández, número uno de la lista de izquierdas, pretende desligar el deporte promovido por la administración municipal de su vertiente competitiva y vincular su práctica al ocio y a los hábitos de vida saludables.
El modelo deportivo ciudad «diferente» que detalló Fernández surge desde las categorías de base. «Tenemos que considerar al deporte como un hábito donde prime la salud», aseguró el candidato, quien censuró que las líneas maestras que se siguen desde el Ayuntamiento respecto a esta materia abogan por los resultados y la labor que realizan los clubes más importantes de las disciplinas más populares.
La idea de Fernández pasa por cambiar la visión que desde la administración pública se tiene del deporte y añadir, como prioritarias, cuestiones como el género o la inclusión de las capacidades diferentes.
Desde Unidas Podemos promueven un cambio alrededor de tres ejes. El primero incluye la firma de un convenio entre el Ayuntamiento y la UCLM para ofrecer a los vecinos de la ciudad la posibilidad de uso del equipamiento deportivo de la universidad, incluyendo su piscina y las canchas polideportivas. Asimismo, el plan de la confluencia apunta a la rehabilitación del campo del Carlos III de la que se aprovecharían toledanos y estudiantes. La segunda parte contempla la formación de monitores para aquellas disciplinas deportivas que practiquen personas con alguna discapacidad. El tercer apartado incluye la eliminación de sesgos por género y la conversión del deporte una experiencia en la que no influya el sexo ni las capacidades físicas. «Ni el fútbol es solo para chicos, ni la gimnasia rítmica es solo para chicas».
El número uno de la confluencia lamentó que desde la Concejalía de Deportes se esté primando a los clubes deportivos por encima de los vecinos y lamentó que sean algunos con carácter de sociedad anónima deportiva los principales beneficiarios de ciertas instalaciones. Fernández cifró en alrededor de medio millón de euros el coste de mantenimiento de una  infraestructura concreta de propiedad local que está disfrutando en exclusividad un club de la ciudad. Además afeó que en el césped del campo del Polígono solo pueda jugar otro club que también es una sociedad anónima deportiva.
Desde UP lamentaron el protagonismo de clubes y gestión privados. «Se presta mucha más atención a lo privado», dijo. Fernández citó el caso del Centro del Agua en el barrio de Palomarejos, cedido a una compañía ajena para su gestión, y que ejerce «una competencia casi desleal» sobre las piscinas del Patronato Deportivo Municipal.
Además, la propuesta de la izquierda toledana en el ámbito del deporte apunta a la renovación de determinados inmuebles de titularidad municipal, como los pabellones de Santa Bárbara y el Polígono, dos edificios que presentan un estado muy deteriorado por el paso del tiempo y la falta de obras de remozado recientes.